fbpx

TROTA DE SALERNO

TROTA DE SALERNO: Podcast Lila 72

¿Sabías qué Trota de Salerno fue una médica italiana que intervino en la creación de varios tratados médicos medievales de gran influencia?

Nuestro Podcast Lila de hoy te propone otra vuelta al pasado, en este caso a la Edad Media, para descubrir a otra mujer de talento: Trota de Salerno.

Descúbrela aquí 👇👇👇

En la época medieval en la que hoy nos centramos el control sobre las mujeres era enorme. Las mujeres tan solo podían acceder al conocimiento y al saber tras los muros de un monasterio.

Trota de Salerno vivió en plena Edad Media y en esa época fue una destacada practicante y escritora de la medicina femenina. Hoy en día es considerada la primera ginecóloga de la historia médica. Otra pionera.

Su fama se extendió desde Italia por toda Francia e Inglaterra a lo largo de los siglos XII y XIII. Pero, más adelante, su trabajo quedó en el olvido hasta su redescubrimiento en el siglo XX.

La obra de Trota de Salerno fue tan revolucionaria para su tiempo que ya desde el siglo XIII se levantaron voces afirmando que era imposible que una mujer pudiera haber escrito todo aquel saber.

Algunos daban la autoría de sus libros a su marido, otros a un tal Trótulus y otros estudiosos afirmando que era un personaje ficticio. Increíble, ¿verdad?

Pero, repasemos un poco su historia.

Trótula di Ruggiero, conocida como Trótula de Salerno, nació probablemente en el año 1096 aunque no está confirmada la fecha.

Trota nació en el seno de una familia adinerada de Salerno, Italia.

Salerno era una ciudad que gozaba de la influencia europea y arábica, un punto de encuentro de diferentes culturas.

Retrato de Trota de Salerno

En esta ciudad se encontraba la Escuela de Medicina (Scoula Medica Salernitana) en la que Trota estudió y fue profesora de medicina.

Trota se casó con Giovanni Platearius, uno de los médicos fundadores de la escuela de Salerno.

Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos, Matthias y Johannes el joven que, al igual que sus padres, fueron médicos y profesores de esta escuela.

Esta Escuela era un centro de medicina laico donde llegaban estudiantes de todo el continente a aprender. Un centro que  desempeñó un papel crucial en la transición de la medicina monástica a la laica.

Además, la Escuela de Medicina de Salerno fue pionera en la admisión de mujeres. Aquí sí podían estudiar y podían ser tanto alumnas como profesoras de medicina. Además, en esa Escuela no se limitaba a la mujer al ámbito de la medicina de la mujer sino al campo de la medicina general.

El rol de la mujer en la Edad Media era realmente complicado. La Edad Media fue un periodo muy oscuro….existía la caza de brujas y muchas mujeres, que practicaban la sanación o la alquimia, temían por su vida.

El ejercicio de la medicina estaba reservado a los hombres y vetado a las mujeres. Las mujeres solo podían ejercer como comadronas.

Pero las mujeres, en Salerno, tuvieron un gran protagonismo en el entorno médico (aunque, posteriormente, se les volvió a arrebatar) y Trota supo sacarle el provecho.

Podemos decir que Trota y “las Damas de Salerno” jugaron un rol trascendental en esa Edad Media oscura….Bueno, ellas y nuestra Hildegarda de Bingen protagonista de nuestro Podcast Lila 50, otra mujer excepcional.

Trota, mujer salerniana, fue la mujer que dejó por escrito sus descubrimientos y los dejó escritos en uno de los libros que forman parte de la “Trótula”. Este es el nombre de un grupo de textos italianos del S.XII sobre medicina de mujeres.

“Trotula”, se convirtió en el trabajo médico sobre la salud de la mujer más conocido y traducido en la Europa medieval

Estos libros fueron copiados durante varios siglos pero también alterados por escribas medievales en la creación de copias porque estos atribuyeron el conocimiento a un hombre. Eso dejó a la autora italiana relegada al olvido durante 400 años.

De este compendio médico, Trota escribió el más célebre tratado de obstetricia y ginecología de la Edad Media, conocido como “Trótula Mayor”. Esta obra se utilizó como texto de medicina hasta el S.XVI.   Consta de 60 capítulos y trata sobre la menstruación, la concepción, el embarazo, el parto, el control de la natalidad, además de diversas enfermedades ginecológicas así como de sus remedios.

Por ese especial interés y esa gran sabiduría aplicada en la salud de las mujeres se la considera la primera ginecóloga

Escribió un segundo tratado, conocido como “Trótula Menor”, sobre cuidados médicos en general, inclusive de la piel, la higiene y la cosmética. Recomendó también a las mujeres de su época cuidar de la higiene diaria para evitar infecciones. practicar ejercicio físico regularmente, hacer masajes con aceites y mantener una dieta equilibrada y saludable (todo eso en plena Edad Media).

Sus escritos dieron un paso de gigante en la mejora de la salud integral de las mujeres. Reflejaron ideas muy avanzadas para su tiempo y proponían recursos médicos pioneros.

Habló de la infertilidad desmitificando algunas ideas afirmando que: “Es igualmente frecuente que la concepción se vea impedida por un defecto del hombre como de la mujer”.

También se atrevió a defender el suministro de opiáceos a las mujeres para atenuar el dolor durante el parto, una práctica que entonces era perseguida por las autoridades.

Trota de Salerno impuso un pensamiento que iba contra la creencia religiosa de aquella época

La religión dictaba que el dolor de la mujer en el parto y otros aspectos de la vida se debían al rol de Eva en el pecado original.

En todos sus textos, Trota de Salerno combinaba los saberes terapéuticos tradicionales con nuevas propuestas que partían de sus propias observaciones.

Ella trató un amplio abanico de enfermedades, más allá de las puramente ginecológicas. Por ejemplo, desarrolló tratamiento para los riñones, hemorroides y dolores según el sexo del paciente.

Por si fuera poco, he de deciros que en su obra describió también diversas técnicas quirúrgicas porque ejerció como cirujana con técnicas muy avanzadas a su época. Pero también redactó tratados pediátricos, tratados de oftalmología….

Por último, destacar su faceta como profesora en la Escuela Médica de Salerno en la que instaba a sus alumnos a observar a sus pacientes antes de prescribir un tratamiento, o sea, proponía una evaluación íntegra del paciente que no se centrara solo en los síntomas llamativos.

Cuentan que Trota de Salerno tuvo una vida longeva aunque tampoco está confirmada la fecha de su muerte.

Lo que sí está claro es que su quehacer médico tuvo un gran impacto en la medicina gracias a sus escritos.

Desgraciadamente, la historia oficial, la que nos han enseñado, está basada en los principios del patriarcado.

Imponer una visión parcial de la historia da, como resultado, la negación de la existencia de mujeres de talento como Trota de Salerno.

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️HILDEGARDA DE BINGEN

⭐️DOLORS ALEU

⭐️HYPATIA DE ALEJANDRÍA

Comparte en:

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube