fbpx

MELITTA LIEBSCHER BENTZ

MELITTA BENTZ: PODCAST LILA 74

⭐️¿Sabías qué Melitta Liebscher Bentz fue una inventora y emprendedora alemana que desarrolló el filtro de café? Pues así es….

Melitta Bentz fue la mujer que mejoró el sabor del café inventando el filtro para esta bebida y lo consiguió de forma muy ingeniosa. ☕️

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 74 👇

Melitta Bentz, mujer inquieta con una gran visión de negocio, revolucionó a inicios del S.XX la forma de preparar esta energética bebida con los filtros de goteo. Pero fijaos que, cien años después, la compañía de los sucesores de Melitta Bentz group sigue liderando la producción de filtros para el café.

Melitta Liebscher Bentz

Gracias a este invento nuestra emprendedora llegó a crear una gran empresa y demostró ser una empresaria preocupada por los derechos laborales de sus trabajadores.

Repasemos un poco su historia…

Amelia Auguste Melitta Liebscher nació en 1873 en Dresde, Alemania. Sus padres eran Brigitte Reinhardt y Karl Liebscher que era vendedor y editor de libros.

La verdad es que de su infancia y temprana juventud sabemos muy poca cosa hasta llegar a su matrimonio.

Melitta se casó con Johannes Emil Hugo Bentz, de quien adoptó el apellido y con el que tuvo 3 hijos. Después de su matrimonio, Melitta se convirtió en ama de casa, como muchas mujeres en el S.XIX.

Pero Melitta era una mujer muy inquieta y había algo de su quehacer diario que no le gustaba, y eso que no le gustaba era…el sabor amargo del café. Y es que aquel café no había manera de tomarlo. Era un café con grumos y se tenían que lavar las bolsitas que se utilizaban como filtros.

Así, se puso a investigar para que no le volviera a pasar y empezó a probar, y a probar….Podemos decir que Melitta tenía clara la premisa de que la equivocación forma parte del aprendizaje y del éxito.

Primero intentó colarlo con telas de lino y otros aparatosos apaños. Pero no era suficiente y se le ocurrió improvisar un mecanismo para filtrar el café. El artilugio consistía en un bote de latón en el que probó diversas alternativas y distintos materiales. Acabó descubriendo una que le funcionó: hojas de papel secante, las hojas que utilizaban sus hijos en el cuaderno escolar para evitar los borrones de la pluma estilográfica.

Probó con esta hoja de papel secante y ese líquido que empezaba a gotear tras echarle agua caliente y café molido en el recipiente pasó a ser el café moderno, que disfrutamos la mayoría de nosotr@s.

Con todos esos utensilios caseros, Melitta consiguió hacer un café libre de grumos y con un gusto mucho más bueno. Finalmente, los ingeniosos apaños de Melitta dieron sus frutos.

Todo eso la llevó, en 1908, a patentar su invento en la Oficina Imperial de Patentes en Berlín. A finales de ese mismo año abrió su pequeña fábrica de filtros “M.Bentz” con la participación de su marido. Su sede era el apartamento de cinco habitaciones de su familia en Dresde.

Los primeros filtros de café se fabricaron en casa y los primeros trabajadores eran los miembros de su familia. Los niños hacían las entregas con una carretilla y su esposo montaba exhibidores en los escaparates de las tiendas. Así se mostraba a la gente cómo utilizar el nuevo sistema.

Además creo el grupo “damas de demostración”, idea que se le ocurrió del tiempo que estuvo trabajando en una tienda, y organizó las “tardes del café” para poner a prueba su invento con sus conocidos.

Sus cafeteras de porcelana y filtros de papel empezaron a obtener mucha atención del público  👇

El concepto y la empresa despegaron en 1909 cuando Melitta y su marido presentaron su producto en la Feria Comercial de Leipzig, una feria que convocaba a propietarios de tiendas de artículos para el hogar de toda Alemania. El éxito fue arrollador.

Un año más tarde, en 1910, el éxito comercial de los filtros de café hizo ganar a la empresa de Melitta Bentz la medalla de oro en la Exposición Internacional de Higiene. También ganó una medalla de plata de la Asociación de Hosteleros Sajones y multitud de reconocimientos de entidades comerciales.

Más adelante, el personal de la empresa creció a ocho personas. Su marido Hugo y sus hijos Horst y Willi estuvieron entre los primeros empleados de la compañía pero el camino que les esperaba no era fácil… Lla fábrica de Melitta sufrió dos paros forzados a lo largo de su historia debidos a las dos Guerras Mundiales del S.XX pero eso no impidió que la fábrica reanudara después su producción y sus ventas.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-18) su marido y su hijo mayor fueron reclutados por el ejército. La familia de Melitta tuvo que detener la fabricación de los filtros de papel porque se requisó el material de su empresa para finalidades bélicas (como zepelines), el papel que utilizaban fue racionado y la importación de café se volvió imposible debido al bloqueo británico.

Así que la Primera Guerra Mundial supuso la reconversión forzosa de su empresa y la familia de Melitta sobrevivió vendiendo cajas de cartón.

Finalizada la guerra, se reanudó la actividad industrial y la empresa de Melitta volvió a fabricar filtros con tal éxito que los trabajadores llegaron a ser más de ochenta y por eso se trasladaron a una nave más amplia en la zona de Westfalia, una nave que por cierto sigue en funcionamiento. Por aquel entonces, la empresa llegó a producir más de 100.000 filtros.

Os recomiendo nuestro Podcast Lila 71 dedicado a otra mujer que consiguió su propósito y creó un gran imperio empresarial: Madam C.J.Walker.

Algo que vale la pena destacar de Melitta Bentz es la atención a sus trabajadores. Ella se preocupó de las condiciones laborales de sus trabajadores y en aquella época no era habitual. Incluso fundó la “Melitta Aid”, una fundación de ayuda social a sus trabajadores que aún existe.

Ya en la década de los 30, cuando Melitta tenía unos cincuenta y siete años, decidió traspasar la dirección de la fábrica a sus hijos pasándose a llamar “Bentz y Sohn” aunque nunca se desvinculó de la empresa.

Pero en pleno S.XX estalló otra guerra: la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y, de nuevo, la producción se frenó y la compañía recibió órdenes de colaborar con el esfuerzo bélico.

Tras la guerra, la compañía retomó la producción de sus filtros y contribuyó a un programa cuyo objetivo era compensar a las víctimas de la política nazi.

En 1950, con 77 años, falleció nuestra protagonista, una mujer que mejoró el sabor del café gracias a su invento y que se convirtió en una excelente empresaria que veló por sus trabajadores.

Melitta Liebscher Bentz, mujer de gran ingenio comprometida con los derechos laborales de sus trabajadores que nos dejó un ejemplo de éxito empresarial y de modelo de negocio.

A partir de ahora, cada vez que te tomes un café Melitta, podrás acordarte de su inventora, otra mujer de talento.

ACTUALIDAD SOBRE MELITTA BENTZ

Los filtros para café de Melitta siguen produciéndose en la actualidad a través de su empresa Melitta Group que dirigen sus descendientes directos y que cuenta con más de cuatro mil trabajadores en todo el mundo.

Según cuenta una de las encargadas de la empresa: “La mayoría de los establecimientos de Melitta todavía tienen una fotografía suya en la pared,; todos los empleados saben quién fue Melitta Bentz y el papel excepcional que desempeñó como madre de la compañía”.

Todos nuestros Podcast sobre MUJERES EMPRENDEDORAS

⭐️BETTE NESMITH GRAHAM

⭐️MARION O’BRIEN DONOVAN

⭐️LUCRETIA MOTT

Comparte en:

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube