fbpx

LAURA CERETA

LAURA CERETA: PODCAST LILA 80

 Una mujer que fue muy criticada por publicar su propia obra literaria.

Una mujer adelantada a su tiempo que añadía a su discurso la palabra libertad para las mujeres.

Al final de su corta vida se le rindieron homenajes pero…¿habías oído hablar de Laura Cereta?

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 80 👇👇👇

¿Sabías qué Laura Cereta fue una escritora humanista del Renacimiento y defensora de la mujer?

Pues así es…

Con nuestro Podcast Lila de hoy volvemos a hacer un viaje en el tiempo para situarnos en el Renacimiento.

Los hombres y las mujeres humanistas proponían una nueva visión del ser humano y del mundo que los rodeaba. Como mujeres del Renacimiento fueron un paso más allá, no respetaron el límite de las restricciones patriarcales e hicieron uso del saber y de la palabra.

Estas mujeres cultas utilizaban sus conocimientos en defensa de la educación de todas las mujeres y en defensa de su propia autoría.

Laura Cereta, mujer nacida en el Renacimiento conocida por sus escritos en forma de cartas a otros intelectuales

Ella afirmó buscar la fama y la inmortalidad a través de su escritura como también afirmó el primer humanista (conocido) como es Petrarca.

Laura Cereta negó el origen natural de la subordinación femenina y reclamó la libertad de aprender como un derecho que la naturaleza otorga a todo el mundo por igual.

Pero, repasemos un poco su historia….

Tenemos pocos datos confirmados sobre la vida y la obra de nuestra protagonista. Sus circunstancias vitales y literarias se han deducido a partir del contenido del prólogo y el epílogo de su Epistolario y de una carta autobiográfica enviada a Nazaria Olimpia, amiga y mentora.

Sí sabemos que Laura Cereta nació en 1469 en Brescia (Norte de Italia). Ella fue la mayor de seis hermanos de una importante familia italiana.

Su padre, Silvestro Cereto, fue un abogado y magistrado del rey. Su madre era Veronica di Leno, también de buena familia.

Como por suerte su padre creía en la educación, con tan solo 7 años, Laura fue enviada a un convento para ser educada. Allí aprendió los principios religiosos y a leer y escribir.

En este convento tuvo gran influencia como maestra y mentora la priora. Le dio cursos de gramática latina. También le enseñó a dibujar con una aguja, lo que practicó ella misma día y noche.

Cuentan que en aquella época era una niña muy enfermiza y padeció insomnio, lo cual se convirtió en el tema de sus primeras cartas.

Con nueve años fue llevada a casa por su padre para que cuidara de sus hermanos menores. Allí podría haber empezado a sufrir insomnio por mantenerse despierta para acabar sus tareas educativas mientras que los otros miembros de su familia dormían.

Un año más tarde volvió al convento para seguir estudiando gramática y matemáticas.

A los doce años, su padre la volvió a reclamar para que volviera a casa para asumir diversas responsabilidades domésticas: entre esas tareas estaba la de supervisar la educación de sus hermanos y servir como secretaria de su padre.

Ilustración de Laura Cereta

En este momento, Laura Cereta mostró gran interés en matemáticas, astrología, agricultura, y su tema favorito, filosofia Moral.

Con tan solo 15 años se casó con Pietro Serina, comerciante, pero ese matrimonio fue corto y durante el mismo, Laura le escribió:

“Me acusas de pereza y me atacas por mi largo silencio como si fuera un acusado en la corte. Actúas como si yo fuera el tipo de persona que escribiría a extraños y solo te descuidaría, como si me olvidara de ti cuando en realidad te concedo un lugar de honor por encima del de otros eruditos ".

Este matrimonio duró tan solo 18 meses porque su marido murió de fiebre. No tuvo hijos y nunca volvió a casarse.

Después de la muerte de su esposo se concentró en actividades académicas. Inició una carrera en la que enseñaba filosofía moral en la Universidad de Padua.

En 1488 publicó un volumen de sus cartas basado en el modelo petrarquista llamado Epistolae Familiares.

Al parecer, sus cartas estaban destinadas a un público general y realmente fueron muy populares en la época.

Estas cartas forman parte de los escritos feministas más tempranos en Europa después de los de Christine de Pizan, protagonista de nuestro Podcast Lila 41

Estas cartas dicen mucho de ella y de su forma de ver la vida. Son cartas en las que desgrana asuntos personales y recuerdos de la infancia; habla sin tapujos de la educación de la mujer, la guerra, el matrimonio. la muerte, el destino, el azar y la malicia.

Laura Cereta narra el fracaso que suponía para ella hacer las tareas de ama de casa, bajo las órdenes de sus padres, y que imposibilitaban sus estudios.

Asimismo, en sus cartas denuncia la situación de subordinación a la que estaba sometida la mujer. Considera que el matrimonio y la maternidad son dos hechos que restringen y condicionan la tan anhelada libertad de la mujer.

Laura, siendo consciente de que todas las mujeres formaban parte de un mismo colectivo y que estaban vinculadas por unas limitaciones comunes, escribió la “Carta en defensa de la educación liberal de las mujeres” (1488).

Aquí va un fragmento dedicado a uno de sus críticos, Bibolo Semproni:

"Habría callado, créeme, si esta salvaje y antigua enemistad tuya me hubiera atacado sólo a mí; porque la luz de Febo no puede ocultarla ni siquiera el barro. Pero no puedo tolerar que ataques todo mi sexo. Por esta razón, mi espíritu sediento busca venganza, mi pluma dormida se prepara para la lucha literaria, mi ira furiosa remueve pasiones mentales encadenadas durante mucho tiempo en el silencio. Con justa causa voy a demostrar la gran reputación que han conseguido las mujeres en cultura y virtud con su innata excelencia (…). Cierta, sin duda, y legítima es nuestra propiedad de esta herencia, que nos ha llegado de una larga eternidad de edades ya pasadas. (…)Tus asquerosas palabras quedan así refutadas con estos argumentos, que te obligan a aceptar que la naturaleza imparte igualmente a todo el mundo la misma libertad de aprender."

Curiosamente, 6 meses después de publicar sus cartas, falleció su padre lo que hizo que ya no se sintiera inspirada para escribir más. Además, recibió gran cantidad de críticas por parte de los hombres y las mujeres de su tiempo y eso tampoco la ayudó a seguir.

Por último, comentaros que Laura Cereta está considerada como una de las principales y primeras escritoras de la Querella de la Mujeres (siglos XV-XVIII).

En este debate, en el que durante 3 siglos poetas de ambos sexos compartían sus visiones acerca de las virtudes morales e intelectuales de la mujer, se denunciaba la situación de inferioridad a la que estaba sometida la mujer. También las restricciones culturales impuestas y las ideas misóginas que las condenaba al silencio: mujeres silenciadas.

Nuestra protagonista murió muy joven y de forma inesperada con tan solo 30 años de edad.

Su ciudad natal, la ciudad de Brescia, le rindió homenaje con un funeral público y festividades, algo poco común para honrar a mujeres.

Otra mujer ilustre que 6 siglos atrás ya reclamaba una situación diferente para la mujer. Algo que, en algunos lugares del mundo no se ha conseguido y en otros se ha conseguido parcialmente.

Podcast Lila

ACTUALIDAD SOBRE LAURA CERETA

El Museo Británico (Londres) y el Museo de Brooklyn (N.Y.) le han rendido homenaje en una de sus exposiciones.

Por lo que se refiere a su obra, Epistolae Familiares, la publicación más antigua y más completa es la de Tomasino (foto inferior).

En 1981, Albert Rabil la actualizó con la edición de las cartas que no aparecen en la edición antigua.

Y en 2008, Silvia Lorenzini ha llevado a cabo una edición de algunas de las cartas.

Comparte en:

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube