fbpx

MARY MONTAGU

MARY MONTAGU: PODCAST LILA 76

⭐️¿Sabías qué Mary Wortley Montagu, mujer sabia de la Ilustración, introdujo la vacuna para la viruela en Inglaterra? A Mary se la conocía como “Lady Viruela” por sus aportaciones aunque el mérito, una vez más, se lo llevó medio siglo después un hombre, Edward Jenner.

Descubre su apasionante historia en nuestro Podcast Lila 76 👇

“Hoy te traemos la historia de una mujer que, en pleno S.XVIII, trajo desde Turquía el remedio para la viruela. Pocos creyeron en ella…

Mary Wortley Montagu, apodada Lady Montagu, fue una viajera y escritora británica que en pleno S.XVIII contribuyó de manera decisiva a difundir el remedio de la viruela.

Retrato de Mary Wortley Montagu

Nuestro Podcast Lila de hoy rastrea en la historia de las vacunas, de las que hoy en día volvemos a hablar tanto, sin olvidar que hablar de vacunas es hablar de diferentes sistemas de vacunación: la práctica de inoculación que importó nuestra protagonista de hoy y otros como las de modificación genética.

Mary Montagu es conocida por haber introducido y defendido la inoculación de la viruela en Gran Bretaña tras su regreso de Turquía.  Ella fue la precursora de la vacunación, que de modo científico pondría en marcha medio siglo más tarde Edward Jenner.

Pese al increíble trabajo de Mary Montagu su aportación fue, como la de tantas otras mujeres, ninguneada por la historia

Además, Mary Montagu es autora de una famosa correspondencia, Cartas desde Estambul, uno de los mejores testimonios documentales de la sociedad otomana en aquella época.

Cartas desde Estambul, Mary Montagu

Con sus escritos, Mary Montagu desafíó las actitudes sociales contemporáneas que obstaculizaban a las mujeres en su crecimiento intelectual y social

Pero, repasemos un poco su historia….

Mary Pierrepont nació en 1689 en Nottingham, Inglaterra, en el seno de una familia aristocrática. Sus padres, Mary Fielding y Evelyn Pierrepont tuvieron 3 hijos. Su madre murió siendo ella muy niña y su abuela se ocupó de ella y de sus hermanos.

Mary aprovechó, desde su más tierna infancia, la posibilidad de aprender idiomas (latín, italiano, francés y más adelante turco) y de estudiar a los clásicos en la biblioteca de su padre.

Con 14 años había llenado álbumes con poemas, una novela y una comedia. Y es que Mary Montagu no se conformó con seguir el camino limitado marcado para una joven de su categoría social.

Con 20 años le escribió esta carta al obispo de Salisbury:

“Por lo general, a mi sexo se le prohíben estudios de esta naturaleza, y se considera locura en nuestra propia esfera; pronto se nos perdona cualquier exceso antes que el que pretendamos leer o tener buen sentido. No se nos permiten libros, excepto los que tienden a debilitar y afeminar la mente [...]” Mary W. Montagu

Con 23 años se fuga de casa y se casa con Edward Wortley Montagu con quien tuvo 2 hijos. Y es que Mary decidió huir de un matrimonio que había pactado su padre para casarse por amor, cosa que provocó que la desheredaran….

Unos años más adelante, su marido fue nombrado embajador de la corte turca y Mary decide mudarse con él a Constantinopla, actual Estambul, convirtiéndose así en la esposa del embajador británico en Estambul.

Gracias a su curiosidad natural y a sus dotes de observadora logró sumergirse en la vida oriental y conocer de cerca las costumbres turcas y todo ello lo dejó plasmado en unas cartas que dirigía a amigos, familiares y conocidos de la corte. Se trata de las Cartas desde Estambul, una referencia del género epistolar y de la literatura de viajes de la época. El propio Voltaire elogió su correspondencia literaria.

Esto es lo que le escribió a su hermana en junio de 1726:

Mary Wortley Montagu, autora de Cartas desde Estambul
“El último placer que cayó en mi camino fueron las cartas de Madame de Sévigné; son hermosas, pero te aseguro, sin la menor vanidad, que las mías estarán tan llenas de entretenimiento hasta dentro de cuarenta años”. Mary W. Montagu

Fue en Constantinopla, actual Estambul, donde Mary Montagu observó una curiosa costumbre que conseguía mantener a raya la viruela, una enfermedad devastadora que ella misma había sufrido con 26 años y que se había llevado por delante la vida de su hermano.

Se trataba de la inoculación o variolización, una práctica originaria de China y la India que se fue extendiendo por toda Asia. Los médicos árabes utilizaban esta práctica desde el S.VI.

Mary lo relataba así en una carta a su amiga de infancia:

“La viruela, tan fatal y frecuente entre nosotros, aquí es totalmente inofensiva gracias al descubrimiento de la inoculación, (así es como la llaman)”, “Existe un grupo de mujeres ancianas especializadas en esta operación. Cada otoño, en el mes de septiembre, que es cuando el calor se apacigua, las personas se consultan unas a otras para saber quién de entre ellos está dispuesto a tener la viruela…”. Mary W. Montagu

¿Y en qué consistía la técnica? Pues os lo puedo explicar llanamente…La técnica consistía, básicamente, en inocular a los voluntarios con pus de enfermos en cuatro o cinco venas abiertas.

Mary había observado la eficacia del método y llegó a probarlo en su propio hijo Edward y, años más tarde, con su hija.

Mary Montagu no era estrictamente una científica pero tenía una mente, una actitud y un método científicos

Desde entonces, se propuso hacer llegar esta costumbre (la variolización) a su tierra para hacer frente a la enfermedad, como así puso de manifiesto en la citada carta:

“No hay ejemplo de que nadie haya muerto en esto, y debes creerme que estoy bien satisfecha en la seguridad de este experimento, dado que intento probarlo en mi pequeño hijo.  Soy lo bastante patriota como para tomarme la molestia de llevar esta útil invención y ponerla de moda en Inglaterra, y no dejaré de escribirle a nuestros médicos específicamente sobre ella, si conozco si alguno de ellos que tiene la suficiente virtud de destruir tan considerable fuente de ingresos por el bien de la humanidad. Porque esta enfermedad es demasiado beneficiosa para ellos, y, para no exponerse a todo su resentimiento, una criatura intrépida debería empeñarse en ponerle fin. Tal vez, si vivo para regresar, podría tener el coraje de hacerles la guerra.”

Y así lo hizo. Cuando regresó a Inglaterra, en 1718, Mary Montagu intentó por todos los medios que los médicos ingleses tomaran en consideración este antídoto de la inoculación, pero su condición de mujer y la desconfianza hacia Oriente, llevaron a ignorar un método que contradecía todo cuanto los médicos habían estudiado antes: enfermar deliberadamente a un paciente sano.

En 1721 estalla un nuevo y violento brote de viruela y muchos miembros de la corte inglesa deciden probar el método que les indica Mary. También lo hacen otros miembros reales de otras dinastías europeas.

Mary Montagu no deja de hacer campaña entre sus relaciones de viva voz o por carta y su única intervención pública fue una nota en un periódico popular, firmada con el seudónimo de A Turkish Merchant, evitando el sello femenino.

Mary Montagu no fue una científica en el término más estricto, pero estudió los efectos de la inoculación a través de dos ensayos clínicos: uno con seis condenados a muerte (en la prisión de Newgate) y otro con varios niños de un orfanato (de Westminster) y esto lo hizo acompañada de Charles Maitland, entonces médico de la embajada quien publicó los experimentos.

A Mary Montagu no le resultó nada fácil: era mujer no era propio en el siglo XVIII admitir los consejos femeninos y mucho menos en materias tan trascendentes. En pocas palabras: no se fiaban de un remedio oriental avalado por una mujer… Además, los médicos ingleses eran contrarios a la vacuna y la Iglesia la calificó de herejía musulmana y de antinatural…bueno, llegaron a acusar a Mary de ser una madre “antinatural” por haber arriesgado la vida de sus dos hijos al intentar salvarlos de la viruela.

Gracias los experimentos que realizaron, su método se empezó a difundir –y a salvar vidas– por toda Europa pero nunca fue oficialmente admitido por la medicina de la época hasta llegar a 1796 con el médico Edward Jenner.

Algunos cronistas sugieren que E. Jenner conocía los escritos de Mary, y que tuvo en cuenta sus estudios, así como los primeros ensayos e inoculaciones realizadas durante su época, para sus propias investigaciones.

Sea como fuere, Edward Jenner se convirtió en el descubridor “oficial” de la vacuna y la gran aportación de nuestra protagonista quedó desdibujada en el olvido.

Mary nunca abandonó sus actividades literarias: escribió poesía, ensayos, alguna novela e incluso una comedia sobre los matrimonios forzosos.

En todos los escritos de Mary Montagu defendía las virtudes de las mujeres y se quejaba de las dificultades que tenían para acceder a la cultura

Y tampoco abandonó nunca sus viajes…En 1740 viaja a Venecia para estar con un joven poeta del que se enamoró (Francesco Algarotti).

Venecia no fue su única residencia, viajó por otras ciudades italianas y residió largo tiempo en ellas hasta llegar a 1762 cuando decide volver a Londres.

Mary tiene 73 años y, poco después, fallece. Cuentan que antes de morir sus últimas palabras fueron: “ha sido todo muy interesante.”

Mary Montagu fue una carismática dama, una mujer excepcional que vivió como quiso sin temer juicios, represalias ni escándalos.

“Mary Montagu, apodada Lady Viruela, una figura clave del mundo intelectual del siglo de las luces pero que no consta en nuestros libros de historia. Por eso la hemos reivindicado en nuestros Podcast Lila.”

Podcast Lila

👉Disfruta el MONÓLOGO LILA 10 🎬LADY MARY MONTAGU

LADY MARY MONTAGU es la protagonista del 🎬 Monólogo Lila 10. Lady Mary Montagu, la primera persona que introdujo el método de inoculación de la viruela en Europa. Método originario de la mayoría de las VACUNAS que conocemos.

ACTUALIDAD SOBRE MARY MONTAGU

En 1901, sus cartas fueron editadas y publicadas como The Best Letters of Mary Wortley Montagu por Octave Thanet, pseudónimo de una mujer escritora: Alice French.

El Centro Cultural La Almona acoge hasta el próximo día 9 de mayo en Sevilla, España, la exposición Vacunas con firma de mujer. Una muestra organizada y cedida por el Ayuntamiento de Sevilla con motivo del Día de la Mujer y la Niña y la Ciencia.

En 2003, Jennifer Lee Carrell publicó The Speckled Monster: A Historical Tale of Battling Smallpox, que cuenta la lucha de Lady Mary Montagu para introducir la inoculación de la vacuna contra la viruela en Londres, a partir de sus diarios y correspondencia personal.

Descubre a más Mujeres relacionadas con 🎬MARY MONTAGU

⭐️JUNE ALMEIDA

⭐️AURORA BERTRANA

⭐️MARY SOMERVILLE

PETRONA EYLE

PETRONA EYLE: PODCAST LILA 75

⭐️A inicios del S.XX, en Argentina, existía un enorme mercado de trata de blancas, muchas de ellas menores. Sufrían vejaciones de todo tipo: violaciones, embarazos no deseados y prostitución. Petrona Eyle luchó para erradicar este mercado.

La historia de Petrona Eyle es la historia de otra mujer valiente y decidida que se abrió camino en un mundo de hombres.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 75 👇

¿Sabías qué Petrona Eyle fue la 2ª mujer que ejerció como doctora en Argentina a inicios del S.XX?

Pues así es…

Petrona Eyle

Nuestra protagonista fue una pionera en el campo de la medicina y además fue una activista social que luchó por los derechos de las mujeres y de los menores.

De las mujeres reivindicaba su reconocimiento social y un lugar más digno para todas ellas. Su propia lucha era la lucha de muchas mujeres. Y de los menores reivindicaba su protección y defensa frente a los abusos y la marginalidad.

Además Petrona Eyle luchó y militó por el voto femenino. En realidad se la considera la artífice del sufragio femenino en Argentina.

Pero, repasemos un poco su historia….

Petrona nació en 1866 en Baradero, provincia de Buenos Aires, Argentina. Sus padres eran emigrantes suizos, de los primeros colonos suizos que se radicaron en la zona central de la provincia de Buenos Aires.

De su padre sabemos que fue cirujano militar y llegó a ejercer como concejal en la localidad y de su madre no han trascendido datos…

Con 20 años Petrona decide que quiere seguir estudiando y viaja a Suiza, país de origen de sus padres, para poder estudiar medicina en la Universidad de Zúrich, la primera universidad europea que admitía mujeres en sus carreras.

Petrona cumplió su cometido y en 1891 finalizó sus estudios de Medicina. Presentó su tesis doctoral Anomalías de las orejas de los delincuentes en alemán y en inglés.

Al poco tiempo de graduarse, Petrona decide volver a su país natal, Argentina, y allí revalida su título europeo de doctora en la Universidad de Buenos Aires, un hito histórico.

Ya instalada en su país empieza a trabajar en diversos hospitales públicos y se inicia como militante feminista. Petrona brilla por su capacidad de persuasión y su don para la oratoria.

Petrona Eyle denunció la situación de desigualdad en la que vivían las mujeres en Argentina ya que los hombres dominaban todas las esferas profesionales

Y es que Petrona vivió esa situación de desigualdad en sus propias carnes ya que cuestionaron su trabajo como médica en los hospitales. Recuerda que fue la 2a mujer en ejercer esa profesión, por tanto, aquello era una novedad.

Pero nada la amedrantó, todo lo contrario.

Petrona Eyle compaginó su trabajo de doctora con su activismo social y lideró numerosas organizaciones feministas

Formó parte de la Asociación de Universitarias Argentinas en la que ingresó avalada por Cecilia Grierson, la 1ª mujer médica en el país sudamericano.

En 1918, Petrona Eyle fundó y dirigió la revista Nuestra Causa, en la que defendió con vehemencia el derecho de la mujer al voto y la viabilidad de ocupar cargos públicos. Esa revista se convirtió en un estandarte de la defensa de la mujer.

Gracias a estos medios de expresión, la causa del feminismo se extendió por el resto de países sudamericanos.

Ya en 1924, Petrona Eyle funda la Liga contra la trata de blancas para luchar contra las diferentes formas de abuso sexual, violación, prostitución y explotación de mujeres y niños. Y es que, según el Comité Internacional contra la Trata de Blancas, en esa época, en Argentina, existía un gran mercado de mujeres. Terrible, ¿verdad?

Como presidenta de esa Liga Petrona luchó por el derecho de las mujeres, muchas de ellas menores, que sufrían abusos, marginalidad, explotación laboral, embarazos tempranos, abusos sexuales y prostitución.

Sus campañas se extendieron por todo el continente hasta ser considerada una activista social clave en la primera mitad del siglo XX.

Petrona Eyle murió en Buenos Aires a los 79 años de edad y su activismo abrió camino para los derechos de las mujeres en Latinoamérica.

Su gran activismo y su trabajo de empoderamiento de la mujer tuvieron su recompensa dos años después de su fallecimiento, ya que en 1947 las mujeres argentinas obtuvieron su derecho al voto.

Doodle de Google sobre Petrona Eyle

A pesar de ser una pionera en el campo de la ciencia y una gran activista social, la figura de Petrona Eyle fue cayendo injustamente en el olvido. Por eso la hemos rescatado en nuestros Podcast Lila.

ACTUALIDAD SOBRE PETRONA EYLE

En la actualidad, una de las calles de Buenos Aires, en el barrio de Puerto Madero, lleva su nombre. También un sector de la prestigiosa biblioteca fundada por Justo José de Urquiza.

El 18 de enero de 2021, Google la homenajeó dedicándole el doodle de su página principal. En la ilustración vemos las dos vocaciones de Petrona Eyle: la de médica (se la ve con un estetoscopio) y la de activista (dando una conferencia a un grupo de mujeres).

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️TROTA DE SALERNO

⭐️DOLORS ALEU

⭐️FRANCES GLESSNER LEE

MELITTA LIEBSCHER BENTZ

MELITTA BENTZ: PODCAST LILA 74

⭐️¿Sabías qué Melitta Liebscher Bentz fue una inventora y emprendedora alemana que desarrolló el filtro de café? Pues así es….

Melitta Bentz fue la mujer que mejoró el sabor del café inventando el filtro para esta bebida y lo consiguió de forma muy ingeniosa. ☕️

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 74 👇

Melitta Bentz, mujer inquieta con una gran visión de negocio, revolucionó a inicios del S.XX la forma de preparar esta energética bebida con los filtros de goteo. Pero fijaos que, cien años después, la compañía de los sucesores de Melitta Bentz group sigue liderando la producción de filtros para el café.

Melitta Liebscher Bentz

Gracias a este invento nuestra emprendedora llegó a crear una gran empresa y demostró ser una empresaria preocupada por los derechos laborales de sus trabajadores.

Repasemos un poco su historia…

Amelia Auguste Melitta Liebscher nació en 1873 en Dresde, Alemania. Sus padres eran Brigitte Reinhardt y Karl Liebscher que era vendedor y editor de libros.

La verdad es que de su infancia y temprana juventud sabemos muy poca cosa hasta llegar a su matrimonio.

Melitta se casó con Johannes Emil Hugo Bentz, de quien adoptó el apellido y con el que tuvo 3 hijos. Después de su matrimonio, Melitta se convirtió en ama de casa, como muchas mujeres en el S.XIX.

Pero Melitta era una mujer muy inquieta y había algo de su quehacer diario que no le gustaba, y eso que no le gustaba era…el sabor amargo del café. Y es que aquel café no había manera de tomarlo. Era un café con grumos y se tenían que lavar las bolsitas que se utilizaban como filtros.

Así, se puso a investigar para que no le volviera a pasar y empezó a probar, y a probar….Podemos decir que Melitta tenía clara la premisa de que la equivocación forma parte del aprendizaje y del éxito.

Primero intentó colarlo con telas de lino y otros aparatosos apaños. Pero no era suficiente y se le ocurrió improvisar un mecanismo para filtrar el café. El artilugio consistía en un bote de latón en el que probó diversas alternativas y distintos materiales. Acabó descubriendo una que le funcionó: hojas de papel secante, las hojas que utilizaban sus hijos en el cuaderno escolar para evitar los borrones de la pluma estilográfica.

Probó con esta hoja de papel secante y ese líquido que empezaba a gotear tras echarle agua caliente y café molido en el recipiente pasó a ser el café moderno, que disfrutamos la mayoría de nosotr@s.

Con todos esos utensilios caseros, Melitta consiguió hacer un café libre de grumos y con un gusto mucho más bueno. Finalmente, los ingeniosos apaños de Melitta dieron sus frutos.

Todo eso la llevó, en 1908, a patentar su invento en la Oficina Imperial de Patentes en Berlín. A finales de ese mismo año abrió su pequeña fábrica de filtros “M.Bentz” con la participación de su marido. Su sede era el apartamento de cinco habitaciones de su familia en Dresde.

Los primeros filtros de café se fabricaron en casa y los primeros trabajadores eran los miembros de su familia. Los niños hacían las entregas con una carretilla y su esposo montaba exhibidores en los escaparates de las tiendas. Así se mostraba a la gente cómo utilizar el nuevo sistema.

Además creo el grupo “damas de demostración”, idea que se le ocurrió del tiempo que estuvo trabajando en una tienda, y organizó las “tardes del café” para poner a prueba su invento con sus conocidos.

Sus cafeteras de porcelana y filtros de papel empezaron a obtener mucha atención del público  ðŸ‘‡

El concepto y la empresa despegaron en 1909 cuando Melitta y su marido presentaron su producto en la Feria Comercial de Leipzig, una feria que convocaba a propietarios de tiendas de artículos para el hogar de toda Alemania. El éxito fue arrollador.

Un año más tarde, en 1910, el éxito comercial de los filtros de café hizo ganar a la empresa de Melitta Bentz la medalla de oro en la Exposición Internacional de Higiene. También ganó una medalla de plata de la Asociación de Hosteleros Sajones y multitud de reconocimientos de entidades comerciales.

Más adelante, el personal de la empresa creció a ocho personas. Su marido Hugo y sus hijos Horst y Willi estuvieron entre los primeros empleados de la compañía pero el camino que les esperaba no era fácil… Lla fábrica de Melitta sufrió dos paros forzados a lo largo de su historia debidos a las dos Guerras Mundiales del S.XX pero eso no impidió que la fábrica reanudara después su producción y sus ventas.

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-18) su marido y su hijo mayor fueron reclutados por el ejército. La familia de Melitta tuvo que detener la fabricación de los filtros de papel porque se requisó el material de su empresa para finalidades bélicas (como zepelines), el papel que utilizaban fue racionado y la importación de café se volvió imposible debido al bloqueo británico.

Así que la Primera Guerra Mundial supuso la reconversión forzosa de su empresa y la familia de Melitta sobrevivió vendiendo cajas de cartón.

Finalizada la guerra, se reanudó la actividad industrial y la empresa de Melitta volvió a fabricar filtros con tal éxito que los trabajadores llegaron a ser más de ochenta y por eso se trasladaron a una nave más amplia en la zona de Westfalia, una nave que por cierto sigue en funcionamiento. Por aquel entonces, la empresa llegó a producir más de 100.000 filtros.

Os recomiendo nuestro Podcast Lila 71 dedicado a otra mujer que consiguió su propósito y creó un gran imperio empresarial: Madam C.J.Walker.

Algo que vale la pena destacar de Melitta Bentz es la atención a sus trabajadores. Ella se preocupó de las condiciones laborales de sus trabajadores y en aquella época no era habitual. Incluso fundó la “Melitta Aid”, una fundación de ayuda social a sus trabajadores que aún existe.

Ya en la década de los 30, cuando Melitta tenía unos cincuenta y siete años, decidió traspasar la dirección de la fábrica a sus hijos pasándose a llamar “Bentz y Sohn” aunque nunca se desvinculó de la empresa.

Pero en pleno S.XX estalló otra guerra: la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y, de nuevo, la producción se frenó y la compañía recibió órdenes de colaborar con el esfuerzo bélico.

Tras la guerra, la compañía retomó la producción de sus filtros y contribuyó a un programa cuyo objetivo era compensar a las víctimas de la política nazi.

En 1950, con 77 años, falleció nuestra protagonista, una mujer que mejoró el sabor del café gracias a su invento y que se convirtió en una excelente empresaria que veló por sus trabajadores.

Melitta Liebscher Bentz, mujer de gran ingenio comprometida con los derechos laborales de sus trabajadores que nos dejó un ejemplo de éxito empresarial y de modelo de negocio.

A partir de ahora, cada vez que te tomes un café Melitta, podrás acordarte de su inventora, otra mujer de talento.

ACTUALIDAD SOBRE MELITTA BENTZ

Los filtros para café de Melitta siguen produciéndose en la actualidad a través de su empresa Melitta Group que dirigen sus descendientes directos y que cuenta con más de cuatro mil trabajadores en todo el mundo.

Según cuenta una de las encargadas de la empresa: “La mayoría de los establecimientos de Melitta todavía tienen una fotografía suya en la pared,; todos los empleados saben quién fue Melitta Bentz y el papel excepcional que desempeñó como madre de la compañía”.

Todos nuestros Podcast sobre MUJERES EMPRENDEDORAS

⭐️BETTE NESMITH GRAHAM

⭐️MARION O’BRIEN DONOVAN

⭐️LUCRETIA MOTT

NETTIE STEVENS

NETTIE STEVENS: Podcast Lila 73

⭐️¿Sabías qué Nettie Stevens fue la primera investigadora que descubrió las bases cromosómicas que determinan el sexo? Nettie fue una bióloga que revolucionó el ámbito de la genética a principios del siglo XX y a ella arrebataron el mérito de su descubrimiento.

Los resultados de sus estudios ayudaron significativamente al avance de la biología a principios del siglo XX.

Descubre aquí su historia 👇

Nuestro Podcast Lila de hoy te sumerge en la genética gracias a la sugerencia de una seguidora de nuestro canal a quien le agradecemos su aportación.

Nettie Stevens revolucionó la historia de la embriología y la citogenética: descubrió que los cromosomas eran los que determinaban el sexo de los organismos.

Nettie Stevens

Nuestra protagonista no lo tuvo nada fácil para abrirse camino en el ámbito científico. Recordar que, en esa época, las mujeres estaban predestinadas a casarse, ser madres y, a nivel profesional, podían desarrollarse como maestras, enfermeras o secretarias. A pesar de todo, Nettie Stevens consiguió alcanzar su sueño y brilló con luz propia aunque no con el merecido reconocimiento…

Pero, repasemos un poco su historia….

Nettie Maria Stevens​ nació en 1861 en Cavendish, Vermont, Estados Unidos, y era hija de Julia Adams y Efraïm Stevens, carpintero. Nettie fue la tercera de cuatro hermanos: dos chicos, que murieron siendo muy pequeños y una chica, Emma. Desgraciadamente, Nettie perdió a su madre cuando solo tenía 4 años. Poco tiempo después, su padre volvió a casarse y la familia se trasladó a vivir a otra localidad, Westford.

Su padre, a pesar de no tener muchos recursos económicos, se preocupó por que Nettie y su hermana tuvieran acceso a una buena educación. En Westford, Nettie asistió a una escuela pública y se graduó como la primera de su clase.

Nettie Stevens brillaba como estudiante, tenía enormes capacidades intelectuales

La falta de recursos económicos y su condición de mujer le impidieron continuar estudiando. Pero Nettie Stevens estaba dispuesta a cumplir su sueño de estudiar en la universidad y lo consiguió. Trabajó duramente como maestra y bibliotecaria durante una década. Con 35 años, Nettie Stevens pudo matricularse en la prestigiosa Universidad de Stanford en California.

A inicios del S.XX, Nettie Stevens ya se había licenciado y redactó su tesis doctoral que, por cierto, fue su primer trabajo publicado.

Nettie Stevens continuó sus estudios en el Bryn Mawr College, una universidad femenina de Pennsylvania donde se doctoró y conoció a los biólogos Edmund B. Wilson y Thomas Hunt Morgan y viajó a Europa para ampliar sus conocimientos y su experiencia investigadora en Alemania e Italia. Primero trabajó en la Estación de Zoología de Nápoles y más adelante viajó a Alemania y pasó un tiempo en el laboratorio de Theodor Boveri. Este biólogo investigaba el rol de los cromosomas en la herencia y allí Nettie encontró su vocación por la genética.

Nettie Stevens con su microscopio óptico

Los intereses científicos de Nettie en el estudio de la herencia genética cobraban vida a través de las primeras observaciones de cromosomas al microscopio óptico.

A pesar de vivir en una época difícil y complicada para las mujeres dedicadas a la ciencia, el talento de nuestra protagonista no pasó desapercibido para el genetista y futuro premio Nobel Thomas Hunt Morgan. Este la incorporó a su equipo de investigación y se encargó de dirigir personalmente su trabajo. Esto fue lo que escribió en su carta de recomendación:

“De los estudiantes de posgrado que he tenido durante los últimos doce años, no he tenido a nadie que fuera tan capaz e independiente en investigación como la señorita Stevens.” 

En1903 el interés de Nettie Stevens por el problema de cómo se determina el sexo y su relación con los cromosomas había empezado a cobrar forma en su mente. Por entonces se desconocía cómo un ser vivo veía determinado su sexo en el momento de su concepción.

Nettie inició una exhaustiva investigación con distintos tipos de insectos que la llevarían a concluir que existían dos tipos de cromosomas, el X y el Y que definían el sexo femenino y el masculino.

Sus conclusiones fueron publicadas en 1905 en un estudio que llevaba por título Studies in spermatogenesis with special reference to the “accessory Chromosome”.

Observó y constató que los cromosomas existen como parejas de células, en vez de largos bucles o hilos como muchos todavía sostenían, con lo que dio fin a un largo debate.

Pero fijaos lo que sucedió….

Casi de manera simultánea, el prestigioso biólogo Edmund Beecher Wilson estaba realizando sus propias investigaciones sobre la determinación del sexo y publicó en 1905 sus resultados, que coincidían con los obtenidos por la científica.

O sea, los dos científicos llegaron a la misma conclusión de forma casi simultánea, pero con total independencia.

A pesar de que Edmund B. Wilson especificó en la revista Science que sus conclusiones coincidían con las de su colega Nettie Stevens, dando a entender que conocía el estudio de su compañera fue él quien se llevó el reconocimiento y el mérito por este descubrimiento.

Siempre se le ha atribuido a Nettie Stevens un papel secundario, como asistente de E.B.Wilson, que era hombre y reputado investigador que además fue su profesor y por eso muchos libros de texto le atribuyen a él los resultados.

Entre 1900 y 1912 Nettie Stevens publicó alrededor de 40 artículos la mayoría de ellos en el campo de la citología, la ciencia que estudia la célula, artículos de gran valor para la investigación en genética.

Trabajó y firmó numerosos trabajos ella sola pero también lo hizo conjuntamente con otros científicos, genetistas y biólogos, de la época.

Nettie Stevens era consciente del papel secundario que tenían las mujeres científicas por aquel entonces y llenó sus publicaciones de citas y referencias al trabajo de otras compañeras de profesión para ensalzar así su labor y darle la merecida visibilidad

El mismo año que publicaba su descubrimiento sobre los cromosomas consiguió una plaza en el Bryn Mawr como profesora y recibía el “premio Ellen Richards” por un artículo científico.

Su carrera profesional fue muy corta: tan solo nueve años pero intensos e importantísimos para la biología en los que consiguió avances y aportaciones trascendentales que todavía tiene vigencia hoy en día.

Nettie Stevens falleció joven, con 53 años y falleció antes de tener acceso a la cátedra que se había creado para ella en Bryn Mawr College, la Universidad de Pennsylvania.

En el momento de su fallecimiento había alcanzado el suficiente prestigio como bióloga y genetista para recibir los elogios de su mentor y futuro premio Nobel, Thomas Hunt Morgan, en la revista Science

Nettie Stevens, otra gran mujer de ciencia que luchó para hacerse oír en una comunidad científica que relegaba a las mujeres y sus descubrimientos a un segundo plano. 

ACTUALIDAD SOBRE NETTIE STEVENS

En 1994, se incluyó a Nettie Stevens en el National Women’s Hall of Fame, Salón Nacional de la Fama de las Mujeres.

El año 2016 Google la homenajeó con un doodle en el 155º aniversario de su nacimiento.

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️MARIE CURIE

⭐️ROSALIND FRANKLIN

⭐️LISE MEITNER

TROTA DE SALERNO

TROTA DE SALERNO: Podcast Lila 72

¿Sabías qué Trota de Salerno fue una médica italiana que intervino en la creación de varios tratados médicos medievales de gran influencia?

Nuestro Podcast Lila de hoy te propone otra vuelta al pasado, en este caso a la Edad Media, para descubrir a otra mujer de talento: Trota de Salerno.

Descúbrela aquí 👇👇👇

En la época medieval en la que hoy nos centramos el control sobre las mujeres era enorme. Las mujeres tan solo podían acceder al conocimiento y al saber tras los muros de un monasterio.

Trota de Salerno vivió en plena Edad Media y en esa época fue una destacada practicante y escritora de la medicina femenina. Hoy en día es considerada la primera ginecóloga de la historia médica. Otra pionera.

Su fama se extendió desde Italia por toda Francia e Inglaterra a lo largo de los siglos XII y XIII. Pero, más adelante, su trabajo quedó en el olvido hasta su redescubrimiento en el siglo XX.

La obra de Trota de Salerno fue tan revolucionaria para su tiempo que ya desde el siglo XIII se levantaron voces afirmando que era imposible que una mujer pudiera haber escrito todo aquel saber.

Algunos daban la autoría de sus libros a su marido, otros a un tal Trótulus y otros estudiosos afirmando que era un personaje ficticio. Increíble, ¿verdad?

Pero, repasemos un poco su historia.

Trótula di Ruggiero, conocida como Trótula de Salerno, nació probablemente en el año 1096 aunque no está confirmada la fecha.

Trota nació en el seno de una familia adinerada de Salerno, Italia.

Salerno era una ciudad que gozaba de la influencia europea y arábica, un punto de encuentro de diferentes culturas.

Retrato de Trota de Salerno

En esta ciudad se encontraba la Escuela de Medicina (Scoula Medica Salernitana) en la que Trota estudió y fue profesora de medicina.

Trota se casó con Giovanni Platearius, uno de los médicos fundadores de la escuela de Salerno.

Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos, Matthias y Johannes el joven que, al igual que sus padres, fueron médicos y profesores de esta escuela.

Esta Escuela era un centro de medicina laico donde llegaban estudiantes de todo el continente a aprender. Un centro que  desempeñó un papel crucial en la transición de la medicina monástica a la laica.

Además, la Escuela de Medicina de Salerno fue pionera en la admisión de mujeres. Aquí sí podían estudiar y podían ser tanto alumnas como profesoras de medicina. Además, en esa Escuela no se limitaba a la mujer al ámbito de la medicina de la mujer sino al campo de la medicina general.

El rol de la mujer en la Edad Media era realmente complicado. La Edad Media fue un periodo muy oscuro….existía la caza de brujas y muchas mujeres, que practicaban la sanación o la alquimia, temían por su vida.

El ejercicio de la medicina estaba reservado a los hombres y vetado a las mujeres. Las mujeres solo podían ejercer como comadronas.

Pero las mujeres, en Salerno, tuvieron un gran protagonismo en el entorno médico (aunque, posteriormente, se les volvió a arrebatar) y Trota supo sacarle el provecho.

Podemos decir que Trota y “las Damas de Salerno” jugaron un rol trascendental en esa Edad Media oscura….Bueno, ellas y nuestra Hildegarda de Bingen protagonista de nuestro Podcast Lila 50, otra mujer excepcional.

Trota, mujer salerniana, fue la mujer que dejó por escrito sus descubrimientos y los dejó escritos en uno de los libros que forman parte de la “Trótula”. Este es el nombre de un grupo de textos italianos del S.XII sobre medicina de mujeres.

“Trotula”, se convirtió en el trabajo médico sobre la salud de la mujer más conocido y traducido en la Europa medieval

Estos libros fueron copiados durante varios siglos pero también alterados por escribas medievales en la creación de copias porque estos atribuyeron el conocimiento a un hombre. Eso dejó a la autora italiana relegada al olvido durante 400 años.

De este compendio médico, Trota escribió el más célebre tratado de obstetricia y ginecología de la Edad Media, conocido como “Trótula Mayor”. Esta obra se utilizó como texto de medicina hasta el S.XVI.   Consta de 60 capítulos y trata sobre la menstruación, la concepción, el embarazo, el parto, el control de la natalidad, además de diversas enfermedades ginecológicas así como de sus remedios.

Por ese especial interés y esa gran sabiduría aplicada en la salud de las mujeres se la considera la primera ginecóloga

Escribió un segundo tratado, conocido como “Trótula Menor”, sobre cuidados médicos en general, inclusive de la piel, la higiene y la cosmética. Recomendó también a las mujeres de su época cuidar de la higiene diaria para evitar infecciones. practicar ejercicio físico regularmente, hacer masajes con aceites y mantener una dieta equilibrada y saludable (todo eso en plena Edad Media).

Sus escritos dieron un paso de gigante en la mejora de la salud integral de las mujeres. Reflejaron ideas muy avanzadas para su tiempo y proponían recursos médicos pioneros.

Habló de la infertilidad desmitificando algunas ideas afirmando que: “Es igualmente frecuente que la concepción se vea impedida por un defecto del hombre como de la mujer”.

También se atrevió a defender el suministro de opiáceos a las mujeres para atenuar el dolor durante el parto, una práctica que entonces era perseguida por las autoridades.

Trota de Salerno impuso un pensamiento que iba contra la creencia religiosa de aquella época

La religión dictaba que el dolor de la mujer en el parto y otros aspectos de la vida se debían al rol de Eva en el pecado original.

En todos sus textos, Trota de Salerno combinaba los saberes terapéuticos tradicionales con nuevas propuestas que partían de sus propias observaciones.

Ella trató un amplio abanico de enfermedades, más allá de las puramente ginecológicas. Por ejemplo, desarrolló tratamiento para los riñones, hemorroides y dolores según el sexo del paciente.

Por si fuera poco, he de deciros que en su obra describió también diversas técnicas quirúrgicas porque ejerció como cirujana con técnicas muy avanzadas a su época. Pero también redactó tratados pediátricos, tratados de oftalmología….

Por último, destacar su faceta como profesora en la Escuela Médica de Salerno en la que instaba a sus alumnos a observar a sus pacientes antes de prescribir un tratamiento, o sea, proponía una evaluación íntegra del paciente que no se centrara solo en los síntomas llamativos.

Cuentan que Trota de Salerno tuvo una vida longeva aunque tampoco está confirmada la fecha de su muerte.

Lo que sí está claro es que su quehacer médico tuvo un gran impacto en la medicina gracias a sus escritos.

Desgraciadamente, la historia oficial, la que nos han enseñado, está basada en los principios del patriarcado.

Imponer una visión parcial de la historia da, como resultado, la negación de la existencia de mujeres de talento como Trota de Salerno.

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️HILDEGARDA DE BINGEN

⭐️DOLORS ALEU

⭐️HYPATIA DE ALEJANDRÍA

SARAH BREEDLOVE: MADAM C.J.WALKER

MADAM C.J.WALKER:  Podcast Lila 71

¿Sabías qué Sarah Breedlove, más conocida como Madam C.J.Walker, fue la primera mujer millonaria hecha a sí misma en EEUU?

La historia de Sarah Breedlove es la historia de un triunfo personal

Ella fue una mujer que creyó en sí misma a pesar de todas las adversidades y contratiempos que vivió.

Sarah se convirtió en una empresaria y filántropa estadounidense que participó activamente en el proceso de liberación de la mujer y de la población afroamericana.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 71 👇

Sarah Breedlove, la protagonista de nuestro Podcast Lila de hoy, fue una emprendedora nata, una visionaria en el mundo de la cosmética. Fundó su propia compañía: la Madam C.J. Walker Manufacturing Company en la que vendía una línea de cosméticos de belleza para el cabello de la mujer afroamericana que se convirtió en todo un éxito empresarial.

Sarah Breedlove

Sarah Breedlove supo aprovechar la posición económica que consiguió para convertirse en una respetada filántropa.

Con su destreza y su tenacidad consiguió hacer fortuna y parte de esa fortuna la invirtió en organizaciones que luchaban por causas de derechos humanos e igualdad.

Su historia vital y profesional sigue, hoy en día, inspirando a muchas mujeres

Pero, repasemos un poco su historia….

Sarah Breedlove nació en 1867 en el estado de Louisiana, EEUU, dos años después de la abolición de la esclavitud en EEUU. Nació en el seno de una familia muy pobre.

Sus padres, Owen y Minerva, y sus hermanos mayores habían sido esclavos. Ella fue la primera hija en su familia en nacer en libertad después de la Proclamación de Emancipación que emitió Abraham Lincoln. Te recomiendo el Podcast Lila 65 sobre Lucrettia Mott, abolicionista.

Sarah se quedó huérfana con 7 años de edad y fue a vivir a casa de su hermana mayor y su cuñado, un hombre violento. Desde bien pequeña tuvo que trabajar como sirvienta.

Con tan solo 14 años, Sarah decide casarse para poder escapar del maltrato de su cuñado pero…salió de las brasas y acabó en el fuego porque su marido, Moses McWilliams, también era una persona violenta que la maltrató.

A los 18 años, Sarah tiene a su primera y única hija, Lelia McWilliams, la que sería heredera de un gran imperio….Cuando muere su esposo, Sarah tiene 20 años y su hija tan solo 2 y decide mudarse a St. Louis en donde vivían sus hermanos.

Allí tuvo que ganarse la vida como lavandera para gente adinerada. Con este trabajo apenas ganaba algo más de 1 dólar por día pero estaba decidida a conseguir suficiente dinero para ella y para su hija. Sus dos primeros propósitos eran: que su hija estudiase y poder ir ella a la escuela nocturna.

Como podéis ver, Sarah no lo tenía nada fácil para abrirse camino…era mujer y afroamericana en una época en la que ambas cosas conducían al gueto y la discriminación pero nada la frenó.

Esta estresante situación vital en la que Sarah no podía alimentarse bien y tampoco contaba con los medios de higiene necesarios para vivir (no tenía agua corriente ni calefacción) propiciaron la progresiva caída de su cabello. Esto era algo muy habitual para muchas mujeres afroamericanas de su época pero un tema absolutamente tabú (en realidad, todavía lo es hoy en día). Si le sumamos el uso de productos químicos tan agresivos como la sosa cáustica en jabones para lavar la ropa y en jabones para el cabello pues os podéis imaginar el resultado.

Sarah sintió que debía hacer algo…En un principio ella aprendió sobre el cuidado del cabello probando sus propios remedios caseros en ella y con sus hermanos que eran barberos. Más adelante conoce a Annie Turnbo Malone, fabricante de productos para el cuidado del cabello rizado afroamericano para la que trabaja como lavandera.

Sarah Breedlove vio una oportunidad de negocio e inventó en la cocina de su casa una crema para el pelo que llamó Wonderful Hair Gromer. Esta fue la primera piedra de lo que terminó siendo un imperio centrado en la belleza de las mujeres negras. Aquí abajo podéis ver una foto  ðŸ‘‡ 

Sarah Breedlove consiguió una fórmula, que no dejó de mejorar nunca, para evitar la caída del cabello y que este volviera a crecer con fuerza

Publicidad de Madam C.J. Walker

En 1905, Sarah se muda a Denver y decide que va a empezar a vender sus propios productos. En Denver conoce a Charles Joseph Walker, vendedor publicitario con el que se casa y empieza a ser conocida como Madam C.J.Walker. Ejerce de peluquera y vendedora independiente de cremas cosméticas.

Su marido decide diseñar una campaña de marketing y anuncios con el nombre de Madam C.J. Walker para su línea de productos capilares para afroamericanos. A su vez, Sarah empieza a formar a mujeres en el sector de la belleza para que aprendan a vender sus productos puerta a puerta.

Sarah Breedlove ha encaminado ya su propósito y con esa fuerza empieza a recorrer EEUU para expandir y promocionar su negocio

Sarah, que empezó vendiendo Madam Walker’s Wonderful Hair Grower, funda su propia compañía en el año 1906. Ha subido un gran eslabón vital y profesional venciendo todas los prejuicios por raza y género y se ha convertido en una mujer de éxito. Te recomiendo aquí nuestro Podcast Lila 10 sobre Bette Nesmith Graham, otra emprendedora.

En 1908, Madam C.J. Walker consigue abrir su propia escuela de belleza en Pittsburgh. Dos años más tarde empieza a conseguir beneficios con su empresa: ya tiene una fábrica, un salón de belleza y una escuela de belleza. Pensar que, a principios del siglo XX, los estándares de belleza estaban relacionados con el estereotipo de la mujer-europea- blanca y no había productos para resaltar la apariencia de las mujeres negras de la época. Por tanto, no había mercado y nuestra protagonista lo creó.

Con esa mente imparable decide añadir un laboratorio para colaborar en la investigación de nuevos productos e ingredientes para el cuero cabelludo y sus beneficios. Además, su negocio empieza a expandirse internacionalmente y llega a Latinoamérica.

Su fábrica The Walker Manufacturing Company llegó a emplear a 20.000 personas entre hombres y mujeres en Estados Unidos, América Central y el Caribe.

En 1910 ya ganaba 150.000 dólares anuales, convirtiéndose así en la primera mujer millonaria de EEUU hecha a sí misma, tal y como recoge Forbes

En 1912 Sarah decide divorciarse de su marido pero eso tampoco la detuvo.

Sarah Breedlove está centrada en el empoderamiento y la independencia de otras mujeres, animándolas a abrir sus propios negocios

“Soy una mujer que venía de los campos de algodón del sur. Desde ahí, ascendí a la tina, a la cocina y, finalmente, llegué por mí misma al negocio de fabricación de productos para el cabello. He construido mi propia fábrica en mi propio terreno”. Sarah Breedlove.

En 1917 organizó su primera conferencia anual de “Madam Walker Beauty Culturists” en Filadelfia, la 1ª Convención de mujeres estadounidenses sobre esta temática, en la que premia a las mujeres que han conseguido las mayores ventas para la empresa. Como buena empresaria, sabía incentivar y motivar a sus empleadas.

Ella enfatizó la importancia de la filantropía y la participación política dando charlas sobre temas políticos, económicos y sociales.

Madam C.J. Walker formó parte del comité ejecutivo del Desfile del silencio de 1917 para protestar contra los linchamientos que ocurrían en esos años y exigir justicia. Llegó a la Casa Blanca para entregar una petición al entonces presidente, Woodrow Wilson y conseguir su apoyo en la defensa de los ciudadanos negros que eran víctimas frecuentes de linchamientos en la época.

La salud de nuestra protagonista empieza a ser frágil. Por eso decide que quiere crear su hogar soñado y cuenta con la colaboración del primer arquitecto negro certificado en Nueva York para que la lleve a cabo. Se trata de Villa Lewaro, una casa que costó $250.000 dólares de la época, a la que se mudó en 1918.

Justo antes de su muerte, haciendo honor de su visión filantrópica, donó 5.000 dólares al fondo anti linchamiento de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color/ NAACP fundada en 1909.

Sarah Breedlove, conocida como Madam C.J. Walker, falleció joven, a los 51 años de edad en 1919.

Cuando murió era considerada la mujer afroamericana más rica de los Estados Unidos

Así lo ratifica el libro de los récords Guinness que le otorgó tal distinción al contar con más de US$1 millón al morir.

Su hija Lelia se quedó al cargo de su imperio de cosmética.

En su testamento dejó dos tercios de sus ganancias a la caridad y a su centro Madam Walker Legacy Center.

Sarah Breedlove, que como decía ella misma no solo era mujer, sino “negra y pobre” y, a pesar de todo, consiguió su propósito. Ella luchó por lo que quería y demostró que no se necesita ser hombre y tener la piel clara para ser exitosa.

Una historia de empoderamiento sobre una mujer admirable

ACTUALIDAD SOBRE MADAM C.J. WALKER

En primer lugar, a través de sus productos, ya que a día de hoy sus productos se pueden encontrar a la venta en la cadena de cosméticos Sephora.

Actualmente, la historia de nuestra protagonista se ha reivindicado con la serie “Madam C.J.Walker: Self Made” que podéis ver en Netflix.

Además os recomendamos la biografía de la periodista y tataranieta, A´´`Lelia Bundles que se titula “Madam Walker Essay”.

Recientemente, la ciudad de Nueva York ha nombrado una calle en su honor.

Y deciros también que el nombre de Sarah Breedlove está registrado en el Salón Nacional de la Fama de la Mujer.

👉Todos nuestros Podcast sobre MUJERES EMPRENDEDORAS

⭐️BETTE NESMITH GRAHAM

⭐️MARION O’BRIEN DONOVAN

⭐️LUCRETIA MOTT

MARY SOMERVILLE

MARY SOMERVILLE: Podcast Lila 70

¿Sabías qué Mary Somerville es conocida como “la reina de las Ciencias del siglo XIX”? Pues así es…

Mary Somerville fue una matemática y científica reconocida por sus estudios autodidactas y sus investigaciones. Esto abarcaba desde la traducción de libros, explicación de teorías, grandes descubrimientos en astronomía y aportes en la ciencia.

Nuestra protagonista también apoyó todas las causas liberales como el sufragio femenino y la educación superior para las niñas.

Descubre en nuestro Podcast Lila su apasionante historia 👇👇👇

Mary Somerville fue la primera mujer a la que se le aplicó el término “científico” para describirla. El término “hombre de ciencia” no resultaba apropiado y hasta entonces no existía una palabra que describiese el trabajo interdisciplinar.

Mary Somerville: la mujer que nunca dejó de aprender e hizo fáciles las matemáticas

Nuestra protagonista fue una mente privilegiada, una mujer que a lo largo de su longeva vida no dejó de aprender e hizo una gran aportación en el mundo de las ciencias: facilitó su comprensión. De ahí que sus trabajos se convirtieran en referencia absoluta para los estudios en las universidades en el siglo XIX y principios del XX.

Pero, repasemos un poco su historia…

Mary Fairfax Greig Somerville nació en Escocia en 1780. Era hija de William George Fairfax, un oficial naval, vicealmirante de la Armada británica y de su segunda esposa y fue la quinta de siete hijos aunque tres de ellos murieron jóvenes.

Mary se manifestaba como una niña inquieta y observadora; en su autobiografía describe cómo le llamaban la atención los animales y las plantas cuando paseaba por el campo.

Jackson, John; Mary Somerville (1780-1872), as a Young Woman; Somerville College, University of Oxford; http://www.artuk.org/artworks/mary-somerville-17801872-as-a-young-woman-223448

Ella estaba limitada a las llamadas actividades femeninas: labores del hogar, pintura, música y francés.

Cuando tenía 10 años deciden enviarla a un internado para que aprendiera a escribir y continuara con su educación para señoritas. Cuando regresa a casa, su pasión por la lectura estaba más viva que nunca. Empieza a devorar libros y revistas y después de algunas lecciones con una maestra local, queda encandilada por la astronomía, observando el cielo nocturno y las luces del norte.

A diferencia de sus hermanos, Mary Somerville tuvo escasas posibilidades para estudiar.

Cuentan que un día, una amiga de la familia le dio a Mary una revista de moda. En la última página vio un rompecabezas con números mezclados con letras. Intrigada, trató de averiguar más, y una de las amigas de su madre le dijo: “es una especie de aritmética: lo llaman álgebra“. Esta fue su primera experiencia con las matemáticas.

Al poco, alguien le dijo que eso del álgebra se podía aprender con un libro de Euclides (padre de la geometría) y así, Mary tuvo que suplicarle al tutor de su hermano que le comprara ese libro aunque…

No era correcto que una mujer leyera ese tipo de cosas.

Sin dejar de hacer “lo que le correspondía”, es decir, tocar el piano, pintar y las tareas domésticas, cuando se iba a la cama, Mary se dedicaba a aprender de Euclides a la luz de las velas, algo que sus padres no veían con buenos ojos….Por ese motivo decidieron quitarle las velas para evitar que leyera de noche, pero ella se quedaba en la oscuridad repitiendo de memoria lo aprendido.

Gracias a su tío, Thomas Somerville (que luego se convertiría en su suegro), Mary puede ampliar su formación. El es quien la apoya en sus estudios al ver su enorme interés y empieza a darle clases de latín todos los días, le muestra las historias de las mujeres sabias de la antigüedad y la invita a visitar siempre que quiera su biblioteca.

Aunque nuestra reina de las ciencias se abrazaba a la lectura y a la pintura (por cierto otro de sus talentos) sabía que faltaba algo en su vida pero no lo descubriría hasta una clase de dibujo…Durante esa clase, el profesor había recurrido a la geometría para explicarle la perspectiva. Ã‰l no lo sabía, pero le había presentado al gran amor de su vida: las matemáticas.

En 1865, a los 85 años de edad, publica Molecular and Microscopic Science, un libro de 2 volúmenes que le llevó una década escribirlo y que cubría tres campos: átomos y moléculas, vida vegetal y vida animal

Llegamos a 1804, cuando Mary tiene 24 años y sus padres deciden que ha de casarse con un primo lejano Samuel Grieg, un oficial de marina que, como decía la propia Mary en su autobiografía: “tenía una opinión muy baja sobre la capacidad de mi sexo, y no tenía conocimiento ni interés en la ciencia de ningún tipo.”

Samuel Grieg muere en 1808 cuando Mary tenía 28 años y ella se encuentra viuda, con dos hijos, viviendo en Londres (donde descubrió un ambiente científico que le interesaba) y con una independencia económica que sabe aprovechar para conducir su vida hacia su verdadera pasión: las matemáticas.

Mary Somerville fue una escritora científica de alto nivel

En 1811, Mary Somerville resuelve un problema matemático que presentó William Wallace en la revista “Mathematical Repository” y Mary consigue un reconocimiento: una medalla de plata.

En esa época, en Edimburgo, Mary Somerville empezó finalmente a encontrar gente afín a ella, se interesa por los trabajos de Charles Babbage y la “Máquina Analítica” y conoce a la joven Ada Lovelace (protagonista de nuestro podcast lila 29) y se convierte en su mentora.

Mary vuelve a casarse y lo hace con un hombre que sí valora su talento. Se trata de William Somerville, un hombre que apoyó a su mujer en todo momento en sus inquietudes científicas y la representaría en todos los lugares donde una mujer no era bienvenida.

Lugares como la Royal Society (¡que no admitió a las mujeres hasta 1945!) en donde William se convierte en los ojos y los oídos de Mary dentro de esa institución. Fijaos, en la biblioteca de esta institución (donde ella no podía entrar) copiaría a mano todos los artículos que a su mujer le resultaban relevantes para sus investigaciones.

Cosas de la vida, en 1826, cuando Mary tiene 45 años, la Royal Society de Londres, la Academia Nacional de Ciencias del Reino Unido, lee uno de los trabajos de física experimental de Mary Somerville y este se convierte en el primer artículo de una autora en ser publicado en esa prestigiosa publicación científica ‘Philosophical transactions’.

Mary tuvo otros cuatro hijos y, mientras los criaba, comenzó a realizar sus propios experimentos científicos sobre luz y magnetismo y a publicar sus propios artículos científicos.

“Un hombre siempre puede tener el control de su tiempo alegando que tiene negocios, a una mujer no se le permite tal excusa”.

Mary Somerville

Poco después solicitan a Mary Somerville un encargo importantísimo: la traducción del francés al inglés de una obra complejade matemáticas de Pierre-Simon Laplace: La Mecánica celeste. Este trabajo, que fue todo un éxito, le supone cuatro años porque no se trata tan solo de una traducción sino que Mary aporta un preámbulo imprescindible para entender la obra del matemático Laplace.

Con 51 años Mary Somerville se ha convertido en una gran divulgadora científica del S.XIX

En 1834 publica ‘Sobre la conexión de las ciencias físicas’ . Sus 500 páginas tenían 10 ediciones, fue traducida al francés, alemán e italiano y fue uno de los libros científicos más populares del siglo XIX. Su estilo, riguroso y didáctico, le proporcionó gran éxito.

En 1835 recibe, junto a su amiga y astrónoma Carolina Herschel, podcast lila 02, la Medalla de Honor de la Real Sociedad de Astronomía. A su vez, Mary recibe una pensión vitalicia de 200 libras otorgada por la reina Victoria que le permite continuar con su trabajo científico.

Mary Somerville fue nombrada miembro honorario de la Royal Astronomical Society

Su amistad con los hermanos Herschel le abrió una nueva perspectiva de investigación en el ámbito astronómico y juntos trabajaron en un importante trabajo de catalogación de los cuerpos celestes, popularizando así la astronomía.

En esa época, Mary Somerville obtiene, además, muchas otras distinciones, de la Real Academia de Dublín, de la British Philosophical Institution y la Societé de Physique et d´ Histoire Naturelle de Ginebre.

En 1848 publica Physical Geography, un texto que explica los fenómenos naturales y las relaciones entre seres vivos. Un libro que ella estuvo a punto de quemar pero que, gracias a la intervención de su marido y de John Herschel, no lo hizo. Un texto del que se hicieron 7 ediciones y que se ha utilizado durante décadas en las aulas inglesas.

La mente prodigiosa de Mary Somerville no dejó nunca de aprender, de investigar y de formarse.

Con 85 años de edad publica los dos volúmenes de otra obra crucial sobre átomos, moléculas, vida vegetal y vida animal: Molecular and Microscopic Science.

En 1870, a los 90 años recibió la medalla de oro de la Real Sociedad Geográfica Victoriana.

Durante sus últimos años de vida, y con la ayuda de sus hijas, Mary acaba de escribir sus memorias que tituló Personal Recollections y que se publicaron póstumamente. En ellas explicaba su visión filosófica del mundo, su actitud ante la ciencia, ante la investigación, y el papel de las mujeres ante el trabajo científico.

La contribución de Mary Somerville al mundo de la ciencia es enorme pero su historia ha quedado, de alguna forma, en el olvido.

Por eso hoy hemos uerido rendirle este sentido homenaje desde nuestro Podcasy Lila.

ACTUALIDAD SOBRE MARY SOMERVILLE

Desde 1879, la Universidad de Oxford mantiene viva su memoria con el Somerville College.

Sir William Edward Parry, explorador del Ártico, nombró una isla en el estrecho de Barrow con el nombre de la científica, la isla Nunavut Somerville.

El año 2017, el Royal Bank of Scotland reemplazó sus billetes en papel de 10 libras con la imagen de Mary Somerville (lo podéis ver en la foto de abajo) 👇 

Recomendamos 2 libros: Vidas extraordinarias, Kate Hodges, Lunwerg 2018, y Kathryn Neeley, autora de Mary Somerville y el mundo de la ciencia.

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️SOPHIE GERMAIN

⭐️ADA LOVELACE

⭐️CAROLINE HERSCHEL

VIRGINIA WOOLF

VIRGINIA WOOLF: Podcast Lila 69

⭐️¿Sabías que Virginia Woolf está considerada como una de las escritoras más importantes del S.XX? El nombre de Virginia Woolf figura junto con el de otros grandes renovadores de la novela moderna como James JoyceThomas Mann o Franz Kafka.

Descúbrela en nuestro 💪💜Podcast Lila 69 👇

Virginia Woolf está considerada como una de las precursoras del feminismo actual y también figura clave del modernismo literario del S.XX.

Virginia Woolf escribió ocho novelas y más de una treintena de libros de otros géneros. Ella se convirtió en una de las escritoras inglesas más influyentes de la literatura.

Virginia Woolf revolucionó la narrativa literaria en el S.XX

Esta escritora abandonó el relato convencional de la historia y la tradicional descripción de los personajes.

Pero su nombre siempre se ha asociado con su inestabilidad emocional con esos varios intentos de suicidio que la llevaron a la desesperación total.

Muchos artistas han sufrido alguna inestabilidad mental pero a lo largo de la historia esa inestabilidad se ha tratado de forma diferente al tratarse de una mujer o de un hombre. En el caso de una mujer se la ha tratado siempre de forma peyorativa, tachándola de histérica, o malcarada, o estrambótica y a los hombres se les ha dado un trato más benevolente….¡y es que existe discriminación hasta en eso!

Pero, repasemos un poco su historia….

Adeline Virginia Stephen nació en Londres, en el barrio de Kensington, en 1882.

Su padre era sir Leslie Stephen, crítico literario, biógrafo, historiador y también alpinista, y su madre era Julia Prinsep, miembro de una familia de importantes editores, una mujer conocida por su belleza y que ejerció como modelo de pintores.

Virginia era la tercera de cuatro hermanos pero eran más…sí, porque el matrimonio de sus padres era el segundo para ambos. En el hogar familiar, además de los hijos en común, también vivieron los hijos de sus anteriores matrimonios. En total, eran 8 hijos.

Virginia Woolf creció en un ambiente frecuentado por artistas, literatos y políticos. Sus padres tenían una biblioteca que era considerada el gran tesoro del hogar familiar. Ella recibió sus clases en casa a través de sus padres y de tutores particulares.

Por las normas absurdas de la época, Virginia y sus hermanas no tuvieron la misma educación formal que sus hermanos pero eso no impidió que nuestra protagonista se empapara de toda la cultura posible.

A la edad de 9 años creó una especie de periódico familiar “The Hyde Park Gate News” que hacía referencia a la dirección de la casa familiar.

Cuando Virginia tiene 13 años, vive un duro episodio: su madre muere repentinamente a causa de una fiebre reumática, algo que la desestabilizó mucho y, dos años más tarde, pierde a su hermanastra Stella.

Virginia Woolf empieza a padecer sus primeras crisis emocionales y es entonces también cuando encuentra en la escritura a su máxima aliada.

En 1905 Virginia Woolf pierde a su padre lo que también le provoca una crisis nerviosa.

Su enorme sensibilidad y, sobre todo, una traumática y dolorosa experiencia que vivió de niña la marcaron

Desgraciadamente, Virginia y su hermana Vanessa padecieron abusos sexuales por parte de sus hermanastros y eso desencadenó en ella una enorme inestabilidad emocional.

Virginia Woolf asistió a clases en el Kings College de Cambridge y en el de Londres. Allí conoció a algunos de los futuros miembros del grupo de Bloomsbury, círculo intelectual que dio forma a la cultura británica de principios del S.XX.

Es curioso recordar cómo se dieron a conocer…fue en 1910 con una famosa broma: “el engaño de Dreadnought“. Esta acción tuvo un gran impacto en la prensa inglesa teniendo en cuenta el concepto del imperialismo inglés de inicios del siglo XX. (Virginia participó, la podéis ver en la foto de abajo sentada a la izquierda)

El engaño de Dreadnought, Grupo de Bloomsbury

Los artistas del grupo de Bloomsbury mostraban rechazo hacia la clase media-alta a la que pertenecían, la moral de la época victoriana y el realismo del siglo XIX.

En este grupo de intelectuales conoció al joven economista Leonard Woolf, al que la propia Virginia aludía como “un judío sin un céntimo”.

Virginia se casó con Leonard Woolf en 1912, a la edad de 30 años y de ahí tomó su apellido

Ambos colaboraron profesionalmente y fundaron en 1917 la célebre editorial Hogarth Press. Esta editorial publicó la obra de la propia Virginia y de otros relevantes escritores, como Katherine MansfieldSigmund Freud entre otros…

En la década de los 20, Virginia Woolf sigue escribiendo y publicando. En 1925 presenta la novela La señora Dalloway (1925) y en 1927 Al faro (1927) en la que expone las luchas de poder entre hombre y mujer en el seno familiar.

Tras estas dos obras, los críticos comenzaron a elogiar su originalidad literaria.

Este círculo de intelectuales eran abiertos mentalmente y de ahí que Virginia se permitiese vivir una relación amorosa con la escritora Vita Sackville-West que duró toda la década de 1920.

Justamente a raíz de esta relación surgió una de sus novelas más conocidas: Orlando, de 1928, con la que consolidó su rompedora técnica narrativa.

Antes de acabar la fructífera década de los 20, Virginia Woolf presentó su ensayo Una habitación propia (1929). Aquí aboga por los derechos de las mujeres y de forma concreta por los derechos de las mujeres escritoras.  

«Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción».

Virginia Woolf

En la década de los 30, Virginia Woolf está considerada una intelectual además de una escritora innovadora e influyente y una feminista pionera

Daba conferencias en colegios y universidades, escribía cartas dramáticas, ensayos y hasta publicó una larga lista de cuentos.

Sin embargo, a pesar de su éxito literario, continuaba sufriendo regularmente episodios depresivos y cambios de humor fuertes. Algunos médicos que la trataron, atribuyeron a la escritura sus problemas de salud.

Virginia Woolf

A finales de la década de los 30, el antisemitismo y el fascismo imperante provocan mucha angustia a Virginia y a su marido Leonard. Ambos descubren que están en la lista negra de Hitler. Por eso en 1938 publica el libro Tres guineas, un ensayo en el que continuó con los temas feministas y ofreció su visión sobre el fascismo y la guerra.

Virginia Woolf acabó el manuscrito de su última novela, Entre actos, un libro que se publicó póstumamente. Esta es una obra muy potente que resume sus principales preocupaciones: la vida, la existencia, el tiempo, la mujer, la ambivalencia sexual…

En realidad, nuestra escritora siempre reflejó sus anhelos y sus desdichas en sus obras, y así fue hasta el final. Sí porque cumplió con lo que narró en su obra Fin de viaje.

En marzo de 1941, Virginia Woolf salió de casa, se puso su abrigo, llenó sus bolsillos con piedras y se lanzó al río Ouse, cerca de su hogar, donde se ahogó.

Virginia Woolf se suicidó con 59 años. Su cuerpo fue encontrado tres semanas después, su maridó incineró sus restos y esparció sus cenizas en el jardín de la casa en la que vivían.

Su figura y sus pensamientos siguen siendo fundamentales en el feminismo.

ACTUALIDAD SOBRE VIRGINIA WOOLF

El día 28 de marzo del 2021 se cumplieron 80 años de la muerte de Virginia Woolf. Este monólogo te acerca a la figura de Virginia Woolf, concretamente a uno de los momentos más difíciles de su vida, en este monólogo recreamos la carta que escribió a su marido, Leonard Woolf, antes de suicidarse.

Escucha el MONÓLOGO LILA 09 🎬 VIRGINIA WOOLF

El 28 de marzo de 1941, cuando tenía 59 años, Virginia se llenó los bolsillos de su abrigo de piedras y se arrojó al río Ouse, a su paso por la localidad de Lewes, al sureste de Inglaterra. Su cuerpo no fue hallado hasta casi un mes después. Actualmente, sus restos reposan bajo un árbol en la pequeña villa inglesa de Rodmell.

VIRGINIA WOOLF protagonista de nuestro Monólogo Lila 09, interpretado por Sílvia Aranda

Descubre a más MUJERES ESCRITORAS

⭐️CHRISTINE DE PIZAN

⭐️GEORGE SAND

⭐️MARY SHELLEY

ANTONIA LOUISA BRICO

ANTONIA LOUISA BRICO: Podcast Lila 68

⭐️¿Sabías que Antonia Brico fue la primera mujer que dirigió la Orquesta Filarmónica de Berlín y la Orquesta Filarmónica de Nueva York? Antonia fue una pianista y directora de orquesta holandesa que desde el silencio de su trayectoria revolucionó el mundo de la música clásica.

Descúbrela en nuestro 💪💜Podcast Lila 68

Antonia es un ejemplo de superación y de perseverancia. Una mujer sin límites, movida por el amor a la música en una época en la que el matrimonio y la maternidad eran las únicas opciones para una mujer.

Antonia Louise Brico

Antonia dirigió las más prestigiosas orquestas del mundo pero nunca fue admitida en ninguna de ellas como directora titular. 

La destreza de Antonia Brico como directora de orquesta chocó siempre con su condición femenina

Para el mundo de la música era un auténtico escándalo que los hombres se pusieran bajo la batuta de una mujer y todavía hoy cuesta ver a una mujer con una batuta en la mano.

A principios del S.XX la condición femenina estaba completamente banalizada y ahogada.

Pero, hagamos un poco de historia….

Antonia Louisa Brico nació en Róterdam, Holanda, en 1902. Siendo muy pequeña fue adoptada por una pareja, los Wolthuis, que le dieron un nuevo nombre, Wilhelmina Wolthuis, alias Willy.

Cuando Antonia tiene cinco años, la familia decide emigrar a los Estados Unidos, en concreto a Los Angeles. Allí compagina su educación formal con clases de música y piano, su auténtica pasión.

Estudió en en la Universidad de California en Berkeley para estudiar artes liberales. Allí conoció al que sería su primer mentor musical, el pianista y director de orquesta alemán Paul Steindorff, y con él tuvo claro que quería dedicarse a la dirección de orquesta, una opción profesional vetada a las mujeres.

Evidentemente, cuando expresó públicamente su intención de convertirse en directora de orquesta, las voces que se alzaron contra ella fueron muchas más que las que la apoyaron.

En 1923, Antonia Brico acaba la carrera con matrícula de honor y una vez graduada decide ir a Nueva York para encontrar su lugar en el mundo de la música. Una de las primeras salidas profesionales para Antonia fue en el campo de la enseñanza musical.

Una vez instalada en Nueva York, Antonia puede estudiar piano con otro pianista importante en su carrera: Sigismond Stokowski, pianista y compositor polaco, aunque ella tenía claro que su propósito no era el de ser una pianista virtuosa sino directora de orquesta.

Antonia Brico con la Orquesta Filarmónica de Berlín

Esta época en EEUU estaba siendo dura para nuestra protagonista por lo que decide irse a Europa.

En 1926 se traslada a Hamburgo y en esta nueva ciudad, Antonia busca un nuevo tutor y mentor musical, hasta que finalmente encuentra a Karl Muck, director de orquesta alemán que finalmente acepta y, además de alumna, la convierte en su asistenta, para que así pudiera pagar sus clases.

Ya veis que el propósito de Antonia era absolutamente firme y que su tenacidad la empujaba a conseguir su sueño, su meta: ser directora de orquesta. Estaba dispuesta a demostrar al mundo que ser hombre o mujer no era un elemento determinante para ser mejor o peor director de orquesta.

En 1930, con tan sólo 28 años, Antonia Brico debuta como la primera directora en la Orquesta Filarmónica de Berlín, convirtiéndose así en la primera mujer que lo hacía.  Tras su actuación, los críticos tuvieron que rendirse a la evidencia de su talento. En un diario alemán podíamos leer: “Miss Brico ha demostrado dotes sorpresivos e inequívocos como directora. Es más habilidosa, más lista y más musical que muchos de sus colegas masculinos que nos aburren aquí en Berlín”.

A pesar de esas buenas críticas en Europa, el hecho de ser mujer contaba más que su talento.

Pero no toda la crítica era favorable, muchos críticos y encargados de las principales orquestas seguían sin aceptar que una mujer dirigiera a tantos hombres y por eso, también podíamos leer: “ El problema con Antonia Brico es que ha nacido cincuenta años demasiado pronto”, o… “es una desgracia que una mujer dirija esta orquesta”.

Una vez instalada de nuevo en EEUU, Antonia quiere conseguir un trabajo estable como directora titular de orquesta pero eso no llegó a conseguirlo.

En esa década de los 30, instalada en Nueva York, Antonia Brico decide hablar con la primera dama del país en ese momento, la protagonista de nuestro Podcast Lila 66, Eleanor Roosevelt, a quien le fascinó el proyecto que tenía entre manos y le ofreció su apoyo.

Antonia Brico quería crear su propia orquesta, la New York Women’s Symphony, una orquesta formada única y exclusivamente por mujeres.  ¿Su finalidad? Reivindicar a la mujer como instrumentista y como música.

En plena Segunda Guerra Mundial, Antonia se aleja de Nueva York y se traslada a Denver. Allí desarrolla su carrera como profesora de piano (da clases a la cantante de folk Judy Collins que, años más tarde, realizaría un documental sobre su figura. Pensar que todos los proyectos en los que trabajaba Antonia Brico eran encargos o bien proyectos promovidos por ella misma.

En 1945, a finales de la 2ª Guerra Mundial, Antonia se presenta como candidata a la dirección permanente de la Orquesta Sinfónica de Denver y es rechazada…una vez más….y una vez más, Antonia decide regresar a Europa.

Allí dirige en Suecia, Austria, Holanda, y en Londres dirige a la London Symphony Orchestra, y entabla amistad con el compositor y violinista finlandés Jean Sibelius que ya la había visto dirigir en los Estados Unidos durante los años treinta y que estaba maravillado con ella. Jean Sibelius decía de ella que era inspiradora y que sus maneras eran magistrales.

Gracias a esta amistad, Jean Sibelius le ofreció conciertos como directora invitada y, a su vez, Antonia Brico se convirtió en una experta en las composiciones de Sibelius gracias a sus anotaciones.

A finales de la década de los 40, Antonia decide volver a EEUU ya definitivamente.

Se vuelve a instalar en Denver, allí acepta dirigir una pequeña orquesta, la Denver Bussinessmens que, más adelante se rebautizó como la Brico Bussinessmens Orchestra.

Todo ello lo combinaba todas con la enseñanza pero Antonia se sentía vacía, daba muy pocos conciertos y su nombre fue cayendo en el olvido.

Hasta llegar a la década de los 70 cuando su exalumna de piano, la cantante Judy Collins, conjuntamente con el realizador Jill Godmillow, presentó un documental sobre su figura y esto la catapultó de nuevo al éxito. Nuestra protagonista tenía 70 años.

En sus últimos años de vida, Antonia sigue con su faceta de profesora hasta llegar a 1989 cuando fallece.

Antonia. A porttrait of the woman.

“No me llamo a mí misma una mujer directora, me defino como un director [conductor] que resultó ser mujer”.

Antonia Louise Brico

Antonia no pudo disfrutar de la plenitud de su carrera como directora, porque se le negó el acceso al circuito musical de la época.

Ella fue una mujer que luchó toda su vida para hacerse un merecido lugar en el complicado mundo de la música clásica.

ACTUALIDAD SOBRE ANTONIA BRICO

En primer lugar, gracias al documental: “Antonia. A portrait of the woman” dirigido por Judy Collins y Jill Godmilow en 1974 que la rescató del silencio. El trabajo retrata la historia de una mujer que a finales del siglo XX no puede entender cómo la discriminación de género todavía le corta las alas de este modo.

Y tenemos otra película, de la directora holandesa Maria Peters, que se estrenó en 2018: La directora de orquesta sobre la figura de nuestra protagonista.

Comentaros por último que Antonia Brico se ganó un lugar en el diccionario de Susan Ware sobre las mujeres americanas más notables de los últimos siglos. «Notable American Women».

Descubre a más MUJERES MÚSICAS

⭐️MARÍA GREVER

⭐️AURORA BERTRANA

⭐️ELEANOR ROOSEVELT

MATILDA JOSLYN GAGE

MATILDA JOSLYN GAGE: Podcast Lila 67

⭐️¿Sabías que Matilda Joslyn Gage fue una escritora, activista por los Derechos Humanos, los Derechos de la Mujer y abolicionista norteamericana?

Actualmente su nombre se reivindica bajo lo que se denomina el “Efecto Matilda”, para poner de manifiesto algo que nuestra protagonista constató en sus ensayos: la gran diferencia salarial y de reputación en el ámbito científico entre hombres y mujeres.

Descúbrela en nuestro 💜💪Podcast Lila 67👇

Matilda fue una mujer valerosa que se posicionó en el sector más radical del sufragismo alejándose así de las posturas conservadoras que defendían la lucha de las mujeres solamente centrada en el derecho a votar. Además, fue una escritora prolífica.

Matilda Joslyn Gage dedicó toda su vida a luchar por los derechos de las mujeres

Actualmente, su nombre se vuelve a reivindicar bajo lo que se denomina el “efecto Matilda”, que es el término que la historiadora científica Margaret W. Rossiter acuñó en 1993 para poner de manifiesto la gran diferencia salarial y de reputación que existe en el ámbito científico entre hombres y mujeres. Algo que nuestra protagonista de hoy constató a lo largo de su vida en ensayos como el de “La mujer como inventora.”

Pero la primera mujer que rescató a Matilda del olvido fue Susan Roesch Wagner en la década de los 70. Ella se ha convertido ahora en la voz más autorizada sobre Matilda Joslyn Gage como líder del sufragio y conferenciante sobre el movimiento reconocida a nivel nacional.

Pero, hagamos un poco de historia….

Matilda Electa Joslyn nació en 1826 en Cicero, en el estado de Nueva York, EEUU. Fue la única hija del doctor Hezekiah Joslyn y de su esposa, una mujer de la alta sociedad de la que no tenemos su nombre; ambos eran una pareja muy activa en favor del abolicionismo ya que habían organizado en su propia casa uno de los llamados ferrocarriles subterráneos para poder ayudar a los esclavos a fugarse. Y allí pasó nuestra protagonista su niñez.

Por cierto que de los llamados “ferrocarriles subterráneos” y de los derechos de la mujer hablamos en nuestro Podcast Lila 65 con Lucretia Mott, mujer abolicionista y sufragista que decía: “Someter a seres humanos es una aberración.”

Matilda aprendió a una edad temprana a pensar por sí misma y a hablar cuando sentía que algo no estaba bien. Y es que sus padres la animaron a aprender, a formarse y ella aspiraba a seguir a su padre para convertirse en médico. También se acercó a una tía que había sido dueña de un negocio, algo inaudito para una mujer a principios del siglo XIX.

Matilda Joslyn Gage decidió desde muy joven que sería una mujer autosuficiente a cargo de su propio destino

Con 20 años, Matilda decidió casarse con un comerciante llamado Henry Hill Gage (de ahí su segundo apellido) y con él organizó en su nuevo hogar un ferrocarril subterráneo para seguir ayudando en la lucha antiesclavista.

Matilda tuvo 5 hijos, se convirtió en una madre trabajadora en un momento en el que eso no era nada común y logró equilibrar su vida familiar con un horario profesional bastante riguroso.

El año 1852 asiste a la 3ª Convención Nacional sobre los Derechos de las Mujeres celebrada en Siracusa, ciudad del estado Nueva York y allí subió al escenario con su hija pequeña y dio su primer discurso como sufragista. Todos los ahí presentes alabaron el coraje moral y la fuerza de esa joven de 26 años.

Matilda Joslyn Gage

Matilda no reclamaba tan solo el derecho a voto de las mujeres sino que era más radical en sus reivindicaciones y pedía todos los derechos civiles de los que estaban privadas las mujeres y buscaba las reformas sociales pertinentes.

“La mujer está aprendiendo que el propio desarrollo y no el sacrificio personal es su principal tarea en la vida.”

Matilda Joslyn Gage.

Matilda Joslyn Gage, una mujer activista en pro de los derechos de las mujeres y en contra de la esclavitud

En esa misma época, coincidió con otras mujeres sufragistas como Elizabeth Cady Stanton y Susan B. Anthony y con ellas fundó la Asociación Nacional de Sufragio Femenino en 1869. Matilda dio charlas sobre el derecho de las mujeres al voto ante miles de personas y habló con presidentes y congresistas Pero estas otras dos mujeres que os he citado fueron apartando a Matilda del liderazgo del movimiento sufragista y fueron también eliminando sus aportaciones al libro que os he citado. ¿Por qué? Pues porque a ella la consideraban demasiado radical.

Por ejemplo, Matilda fue crítica con la Iglesia, cosa que también le dio problemas. Ella no estaba de acuerdo con el argumento que daban las sufragistas más conservadoras que decían que las mujeres merecían votar porque su moralidad femenina permitiría influir sobre la legislación. Matilda creía que las mujeres merecían el derecho a voto en virtud de un derecho natural.

A lo largo de muchos años, Matilda colaboró en la elaboración del libro History of Woman Suffrage/ La historia del sufragio femenino junto a Elizabeth Cady Stanton y Susan B. Anthony pero éstas se encargaron de borrar sus aportaciones. Extraño, triste y tremendo, ¿verdad?

La propia Matilda trató sin éxito de prevenir que el movimiento sufragista femenino fuera tomado por el ala conservadora. 

Matilda Joslyn Gage fue una prolífica escritora, escribió numerosos ensayos sobre la mujer. También escribió para muchos periódicos y preparaba notas sobre los progresos en el movimiento por el sufragio femenino.

Sus artículos llevaban la frase ‘La pluma es más poderosa que la espada‘, e incluía columnas destacadas sobre mujeres prominentes a lo largo de la historia e inventoras. Podemos decir que seguimos su estela.

Las ideas de Matilda no siempre fueron populares. Algunas sufragistas vieron su postura sobre religión y política como demasiado radical. 

Así, las sufragistas Elizabeth Cady Stanton y Susan B. Anthony sobrevivieron a Matilda Joslyn Gage y la eliminaron de sus propias historias del movimiento de mujeres, la borraron de la historia.

Matilda Joslyn Gage falleció en 1898 y en su lápida podemos leer: “Existe una palabra más dulce que madre, hogar o cielo; esa palabra es libertad.”

ACTUALIDAD SOBRE MATILDA JOSLYN GAGE

En primer lugar, es oportuno hacer mención de un libro que define a nuestra protagonista y la rescata del olvido. Se trata del libro Born criminal de Angelica Shirley Carpenter. El título de este libro viene de la propia Matilda que decía:

“All the crimes which I was not guilty of rushed through my mind. I failed to remember that I was a born criminal—a woman.”—Matilda Joslyn Gage

En Born Criminal , Angelica Shirley Carpenter detalla la vida de Matilda y relata sus contribuciones al movimiento del sufragio femenino.

También comentaros que existe una fundación, la Fundación Matilda Joslyn Gage, que se dedica a educar las generaciones actuales y futuras sobre el trabajo de Matilda y su poder para impulsar el cambio social contemporáneo.

Por último, una mención del llamado “efecto Matilda” del que actualmente se está hablando y haciendo difusión a través del hashtag #NoMoreMatildas

Descubre a más MUJERES PIONERAS

⭐️LUCRETIA MOTT

⭐️ELEANOR ROOSEVELT

⭐️MARY WOLLSTONECRAFT

Visit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube