fbpx

SIMONE DE BEAUVOIR

SIMONE DE BEAUVOIR: PODCAST LILA 83

El segundo sexo es una obra fundamental del feminismo moderno. Algunos críticos de la época la consideraron como pornografía y el Vaticano la incluyó en la lista de libros prohibidos.

Simone de Beauvoir, una mujer que desde bien joven supo que quería ser escritora y lo consiguió.

Ella decía: “No olvides jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para poner en cuestión los derechos de las mujeres.”

Su pensamiento y su forma de vivir en el amor revolucionaron las ideas prefijadas sobre la mujer.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 83 👇👇👇

¿Sabías qué Simone de Beauvoir fue una filósofa, escritora y profesora francesa luchadora por la igualdad de derechos de la mujer?

Pues así es.

Simone supo desde los 15 años que quería ser escritora y lo consiguió. Fue independiente económicamente y se dedicó a lo que amaba. Escribió novelas, ensayos, biografías y monografías sobre temas políticos, sociales y filosóficos.

Sus obras se enmarcan en la corriente filosófica del existencialismo y ofrecen una visión reveladora de su vida y de su tiempo poniendo a la mujer en el centro del debate

Simone de Beauvoir describía a una sociedad en la que se relegaba a la mujer a una situación de inferioridad (te suena eso, ¿verdad?)

“El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente.”

Su obra El segundo sexo se considera fundamental en la historia del feminismo moderno.

Pero, repasemos un poco su historia….

Simone Ernestine Lucie Marie Bertrand de Beauvoir nació en 1908 en París, en el seno de una familia burguesa con una moral cristiana muy estricta.

Desde bien pequeña ya mostraba su desacuerdo con estos valores cristianos pero sería en la etapa de su adolescencia cuando se rebelaría declarándose atea…luego te lo cuento…

Simone tuvo una hermana pequeña Hélène de Beauvoir, con quien mantuvo siempre una estrecha relación y fueron educadas en colegios católicos.

Sus padres fueron Georges Bertrand de Beauvoir, que trabajó un tiempo como abogado y Françoise Brasseur, una mujer profundamente religiosa y de buena familia. Tanto es así que su padre, Georges de Beauvoir, había planeado vivir con el dinero de su esposa y de su familia pero vio sus planes frustrados… Eso provocó que su infancia no fuese del todo fácil. Su familia cayó en la ruina por culpa de las malas inversiones de su padre y tuvieron que trasladarse a un piso sin ascensor ni agua corriente en París.

Además, toda su infancia estuvo marcada por el hecho de haber nacido mujer: su padre no le escondió el hecho de que hubiese deseado un hijo. Muchas veces le comentó a su hija: «Tienes un cerebro de hombre».

Menos mal que sus padres compartían la convicción de que, a pesar de la mala condición económica en la que se hallaba la familia, la única esperanza de mejora social para sus dos hijas eran los estudios.

Simone de Beauvoir

Así, ella y su hermana Hélène siguieron recibiendo una educación elitista y católica, doctrina que una joven Simone de 15 años rechazó con convencimiento. En sus memorias relata cuándo perdió la fe y también cuenta que su madre nunca le acabó de perdonar su visión de la religión como una forma más de subyugar al ser humano.

Su pensamiento liberal y de izquierdas la alejó de su familia, especialmente de su madre y del círculo de amigos al que supuestamente pertenecía.

Simone aprobó el bachillerato en 1925 y recibió una amplia educación en materias de ciencias y de letras, decantándose por las materias de letras. Pronto consiguió emanciparse y empezó estudios de filosofía y letras en la Universidad de París, la Sorbona. Se licenció en 1929, tras haber aprobado también unas certificaciones de ética y de psicología.

Fue a lo largo de su período universitario en París que Simone conoció a Jean-Paul Sartre que calificó con admiración de genio y de ahí surgió una relación única y auténtica. Una relación abiertamente adelantada a su época. Simone será su «amor necesario», en oposición a los «amores contingentes» que los dos conocerán de forma paralela. Establecieron un pacto de polifidelidad para una relación abierta.

Simone de Beauvoir y J.P.Sartre no se separaron desde que se conocieron, ni durante la separación de ésta de su familia.

Su relación perduró hasta la muerte de Sartre en 1980. Y nunca se casaron, ni vivieron bajo el mismo techo, ni tuvieron hijos. Este tipo de relación amorosa abierta y moderna se cimentaba en el rechazo profundo y visceral del modo de vida burgués.

A partir de 1929 empieza su periplo como profesora. Primero obtuvo una plaza como profesora titular en Marsella y más adelante fue profesora en diferentes centros educativos. En alguno de ellos tuvo problemas con algunos padres de sus alumnos al recriminarle que les metía ideas demasiado abiertas en su cabeza.

Con J.P. Sartre viajó por países comunistas, conoció a sus líderes  y fundaron la revista Les temps modernes, un referente cultural y político del pensamiento francés de la segunda mitad del siglo XX.

Simone de Beauvoir y JeanPaul Sartre en Beijing

Simone de Beauvoir se decide a publicar su 1ª obra en 1943. Se trata de su primera novela, La invitada (1943), donde exploró los dilemas existencialistas de la libertad, la acción y la responsabilidad individual, después publica La sangre de los otros (1944) y Los mandarines (1954), novela por la que recibió el Premio Goncourt.

Pero antes de recibir ese premio, en 1949, después de la 2ª guerra mundial y en una época en la que se había vuelto a recluir a las mujeres al hogar, Simone de Beauvoir publicó una gran obra.

Se trata de El segundo sexo: una obra que causó gran revuelo en Francia y en otros países como EEUU y que que llegó a vender muchas ediciones pero que tuvo numerosas y feroces críticas.

Podemos decir que hasta 10 años más tarde no empezó a calar ampliamente en la sociedad.

“Este mundo ha pertenecido siempre a los hombres. ¿Dónde está la raíz de esa desigualdad? ¿Por qué la mujer no es tan libre como debiera serlo?

Son las preguntas de las que parte Simone De Beauvoir para escribir la obra cumbre del pensamiento feminista.

Con esta gran obra, Simone de Beauvoir recurre a la historia, la antropología, la literatura y a los más diversos conocimientos científicos, para constatar que las mujeres son definidas desde una perspectiva masculina que se reserva para sí misma el estatuto de la universalidad, de la trascendencia, identificando la feminidad con la esfera corporal, con lo particular.

Realmente, las ideas que reivindica el texto siguen siendo hoy en día de plena actualidad.  

Simone De Beauvoir sostiene que “la mujer”, tal como la definía la sociedad occidental de su tiempo, es una construcción cultural. Como resumen de este pensamiento escribió una de sus frases más célebres:

"No se nace mujer, se llega a serlo".

Nos dice Simone de Beauvoir que la mujer existe como objeto antes que como sujeto, como alguien con una naturaleza biológica que la constriñe y por la que es vista y evaluada (y esto no ha cambiado todavía).

Añade que, a lo largo de la historia, la mujer ha sido definida en relación al varón como madre, esposa, hija o hermana; por lo cual, sostiene, la principal tarea de la mujer es reconquistar su propia identidad específica, desde sus propios criterios.

Simone de Beauvoir

Cuántas veces habrás oído hablar de: ”Simone de Beauvoir, esposa de…compañera del filósofo….”, sin darle importancia a su propio valor. Eso lo reflejará en su obra y nos lo recuerda así: “Él es el Sujeto, es el Absoluto: ella es la Alteridad”.

Y es que, ¿ te has parado a pensar por qué nadie se había preguntado por qué la palabra “hombre” designa a la parte masculina de la humanidad y a la humanidad entera como género? En cambio, la experiencia femenina se ha declinado siempre en singular. La mujer representa a la mujer (o a las mujeres), pero nunca a toda la humanidad

Todo eso se lo planteó Simone de Beauvoir en su obra y añadía: “No se trata de un enfrentamiento entre sexos, sino de una igualación, de ponerse al mismo nivel que los hombres.”

Simone de Beauvoir definió el feminismo en 1963 como una manera de vivir individualmente y una manera de luchar colectivamente.

Ya en la década de los 70, Simone publica La vejez (1970), centrada en la situación de la ancianidad en el imaginario occidental y en donde criticó su marginación y ocultamiento, y La ceremonia del adiós (1981), polémica obra que evoca la figura de su compañero de vida, Jean Paul Sartre.

Obras autobiográficas, cuatro en total, entre las que destacan Memorias de una joven de buena familia (también conocida como Memorias de una joven formal) (1958) y Final de cuentas (1972).

Simone, en línea con sus principios, no podía entender la literatura sin compromiso político por eso tuvo también un papel determinante en la legalización del aborto en Francia.

Simone de Beauvoir y Sylvie le Bon

Fue una de las redactoras del Manifiesto de las 343 -firmado por mujeres de la política, la cultura y distintas áreas de la sociedad que reconocían haber abortado.

Durante su activismo político, se posicionó en contra del dominio colonial francés en Argelia y de la situación de maltrato sufrido por la mujer durante esa guerra. También de la guerra de Vietnam y participó de manera activa en las protestas del Mayo del 68.

En esas manifestaciones conoció a una joven estudiante de filosofía, Sylvie le Bon con quien estableció una fuerte relación de amor y de amistad. Más adelante, Simone adoptó oficialmente a Sylvie y la nombró heredera de su obra literaria y de sus bienes.

Nuestra protagonista no dejó nunca de escribir y de actuar en pro de la mujer. En 1986, con 78 años de edad, falleció en su casa de París.

ACTUALIDAD SOBRE SIMONE DE BEAUVOIR

Primero de todo, gracias a su obra.

Este año 2021 su albacea, Sylvie Le Bon, ha permitido que otro de sus textos, bajo el título de Las inseparables, vea la luz y llegue a las librerías. Se trata de un relato basado en la relación de amistad con su amiga Zaza que murió muy joven.

En 2008, con motivo del centenario del aniversario de su nacimiento, se creó en su honor el Premio Simone de Beauvoir por la Libertad de las Mujeres a iniciativa de Julia Kristeva financiado por la Universidad Diderot de París con un montante de 20 000 euros para destacar a las personas comprometidas por su obra artística y su acción a promover la libertad de las mujeres en el mundo.

JUANA DE ARCO

JUANA DE ARCO: PODCAST LILA 82

“Una joven que sentía que tenía la misión divina de salvar a Francia. Se la acusó de herejía, brujería y travestismo al vestir como un hombre no solo para la batalla sino para mantener a salvo su integridad como mujer.

Una heroína francesa que fue sentenciada y quemada viva con tan solo 19 años de edad.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 82 👇👇👇

¿Sabías qué Juana de Arco, también conocida como la Doncella de Orleans, fue una joven campesina francesa que tuvo un papel crucial en la restauración de la corona francesa en la Guerra de los Cien Años?

Pues así es….

En esa guerra de los 100 años y antes de la aparición de Juana de Arco, el ejército francés no había logrado ninguna victoria importante.

Juana de Arco podría haberse convertido en una mística, como santa Teresa de Jesús, pero estos mensajes divinos la incitaron a la acción y la recordamos como lo que fue: una mujer valiente.

Juana de Arco, una heroína y un ejemplo de la emancipación de la mujer de los roles sociales tradicionales

-Dibujo de Juana de Arco por Clément de Fauquembergue. Se trata de un garabato en el margen de un protocolo del Parlamento de París, fechado el 10 de mayo de 1429. Esta es la única representación coetánea de Juana de la que se tiene constancia.-

Pero, repasemos un poco su historia….

Juana de Arco nació en la villa Domrémy, actualmente Domrémy-la-Pucelle en su honor, al noreste de Francia.

Se ignora la fecha exacta de su nacimiento ya que en la época no existía un registro de los nacimientos, sin embargo, en su interrogatorio el 21 de febrero de 1431, afirmó tener “alrededor de diecinueve años”, lo cual supondría que nació en 1412.

Su nombre de nacimiento era Jehanne, y en su pueblo le decían Jeannette (“Juanita”).  Era hija de Jacques Darc y de Isabelle Romee. Sin embargo, el apellido con el que se conoció a Juana fue D’arc.  La forma d’Arc (de Arco en español) aparecería un siglo y medio después de su muerte.

Juana era la menor de tres hermanos. En su familia no pasaban necesidades, ya que su padre poseía tierras cultivables y detentaba cargos públicos en el pueblo.

Para cuando llegó a su adolescencia, el futuro de Juana estaba decidido: su familia había elegido a un muchacho para que se casase con ella. Pero el matrimonio no era exactamente lo que nuestra joven de 17 años, devota pero rebelde, tenía en mente.

Juana de Arco tuvo sus primeras visiones con tan solo 13 años. Comenzó con la aparición del arcángel Miguel, un santo militar que protegía el reino de Francia. Después escuchó las voces de santa Catalina de Alejandría y de Santa Margarita, que la guiarían a lo largo de su breve vida.

Las voces divinas le habían conferido una misión más importante: expulsar a los ingleses de Francia y propiciar la coronación del heredero legítimo al trono, Carlos VII. Y Dios quiere que sea ella misma la que luche (porque no existe la diferencia de sexos).

En lo relativo a las voces divinas, los historiadores coinciden que, en esa época, no era raro que la gente tuviese visiones o recibiera mensajes de Dios. Era ciertamente una parte aceptada de la espiritualidad.

Pensemos en otras grandes mujeres como Hildegarda de Bingen, protagonista de nuestro podcast lila 50.

Por otra parte, en esa época existían rumores o profecías que vaticinaban la salvación del reino de Francia por parte de la Virgen de Lorena mediante una mujer «que obraría milagros». Gracias a estas creencias populares y a su insistencia Juana de Arco logró su cometido.

Pero vamos paso a paso….

A los 16 años, le pidió a un pariente llamado Durand Lassois que la llevara a la ciudad cercana de Vaucouleurs, donde solicitó al comandante de la guarnición, Robert de Baudricourt, una escolta armada para llevarla a la Corte Real francesa en Chinon.

Os podéis imaginar cómo se rieron de ella al principio pero el comandante Baudricourt creyó en ella.

Cuentan que Juana de Arco dijo: “Debo estar al lado del Rey… no habrá ayuda para el Reino salvo la mía. Preferiría haber seguido hilando [lana] al lado de mi madre… sin embargo, debo ir a hacer esto, porque mi Señor quiere que lo haga».

Así, el comandante Robert de Baudricourt le otorgó a Juana una escolta para conocer al delfín (esto es, el príncipe legítimo del reino de Francia).

Hizo el viaje a través del territorio hostil de Borgoña disfrazada de soldado, un hecho que más tarde la llevaría a ser acusada de «travestismo», aunque sus escoltas lo vieron como una precaución lógica.

El primer encuentro de Juana con Carlos tuvo lugar en la Corte Real en la ciudad de Chinon en 1429, cuando ella tenía 17 años y él 26. Tras presentarse ante la Corte, causó gran impresión en Carlos durante la conferencia privada que mantuvieron y le informó del carácter de su misión.

El príncipe Carlos decidió que varios teólogos examinasen a Juana De Arco para tratar de decidir si sus afirmaciones de que era una enviada de Dios eran ciertas. También verificaron, según detallan documentos históricos, su condición de virgen.

Después de que distintos sacerdotes y teólogos la examinaran, el príncipe terminó por confiar en la divinidad de las voces de Juana.

Después Juana recibió entrenamiento básico para aprender a montar un caballo de guerra y a portar armasen la batalla.

Ilustración de Juana de Arco

Así, el príncipe accedió a confiarle el mando de un ejército de 5.000 hombres con el objetivo de levantar el asedio de Orleans, una de las principales ciudades del momento.

Juana de Arco resultó una líder excepcional, en un momento excepcional, que transformó con convicción el entorno que la rodeaba

Ella fue pueblo por pueblo y reunió a pequeños grupos (de hombres) a quienes inspiró en momentos en que Francia estaba desolada.

Equipada con armadura blanca y portando un estandarte (como ha sido representada en numerosas pinturas) se puso al frente de las tropas y obligó a los ingleses a levantar el sitio de Orleans. Derrotó así a las tropas inglesas. Juana consiguió algo inalcanzable desde hacía más de una década.

A continuación, realizó una serie de campañas victoriosas que facilitaron el duro camino hacia Reims y permitieron la coronación de Carlos VII de Francia  (17 de julio de 1429).

Toda una proeza que consiguió nuestra protagonista quien fue herida en dos ocasiones. Una de ellas con una flecha, una imagen que probablemente hayáis visto en muchos cuadros.

Todos estos logros y victorias se sucedieron en cuestión de meses.

A final de ese año Juana de Arco y su familia son ascendidos a nobles/ ennoblecidos por Carlos VII como recompensa por sus acciones.

Juana de Arco

La joven Juana de Arco, tras cumplir su misión, dejó de oír las voces y quiso regresar a su casa. Pero, antes de partir, le esperaban dos combates más: en París y en Compiègne. En esta última batalla, el 24 de mayo de 1430, Juana la Doncella guerrera fue capturada por el duque de Borgoña que lideraba el bando francés contrario al rey y aliado de los ingleses.

Así, es detenida y poco después vendida al ejército inglés para que sea procesada por hereje y bruja.

Y podemos preguntarnos… ¿Intentó el rey Carlos VII interceder en su favor, salvar a la joven que tanto lo ayudó a acceder a la corona?

En absoluto. Según señalan los historiadores, “El silencio fue su respuesta”.

El rey Carlos escribió una carta pública diciendo que Juana se había vuelto demasiado arrogante, orgullosa y había dejado de escuchar al rey. Por eso había sido capturada y ya no contaba con el apoyo de Dios. Intentó borrarla de la historia.

Entregada a los ingleses, Juana de Arco es trasladada a Ruán y juzgada por un tribunal eclesiástico acusada de brujería. El argumento era que las voces que le hablaban procedían del diablo. Con eso se pretendía presentar a Carlos VII de Francia como seguidor de una bruja para desprestigiarlo.

Para los ingleses, la habilidad de esta campesina para derrotar a sus ejércitos se consideraba una prueba de que el diablo la poseía.

Tras un proceso inquisitorial de tres meses y tras pasar rigurosos interrogatorios frente a casi 120 acusadores se la considera culpable de más de 70 cargos, entre ellos el de inventar falsas revelaciones y apariciones divinas y la de vestir como un hombre.

Pese a que ella había defendido siempre su inocencia, Juana de Arco fue declarada culpable de herejía y hechicería.

Juana de Arco no se retractó, sino que reafirmó sus revelaciones y dijo, ante los jueces de la inquisición que la sentenciaron, que ella se limitó a cumplir la voluntad de Dios.

La mañana del 30 de mayo de 1431 fue atada a una estaca y quemada viva en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, al noroeste de Francia.

Juana de Arco fue quemada viva en 1431

Cuentan que una vez muerta los ingleses desparramaron las brasas para exponer su cuerpo carbonizado y que así nadie afirmara que había escapado con vida. Después quemaron sus restos dos veces más para reducirlos a cenizas y evitar que se recogieran como reliquias. Finalmente arrojaron sus cenizas al río Sena.

El juicio al que fue sometida Juana de Arco fue tremendamente injusto, tuvo motivaciones políticas y fue un procedimiento sospechoso en varios puntos.

Juana se quejó de que todos los presentes eran enemigos de su causa y pidió que se invitara a «eclesiásticos del lado francés» para tener cierto equilibrio. Su solicitud fue denegada.

Además, según las pautas inquisitoriales, ella debería haber sido confinada en una prisión eclesiástica bajo la supervisión de guardias femeninas, es decir, monjas.  En cambio, los ingleses la mantuvieron en una prisión secular custodiada por sus propios soldados.

Debido a que el tribunal buscaba acabar con la vida de Juana, prepararon esa otra acusación por delito de travestismo.

Los miembros del clero afirmaron que ella siguió llevando ropa de hombre en prisión para evitar el abuso sexual y la violación.

Además, siguió manteniendo el pelo corto mientras participó en campañas militares y cuando estuvo en prisión.

En 1456, Juana de Arco es rehabilitada solemnemente por el papa Calixto III, a instancias de Carlos VII, quien promovió la revisión del proceso.

Considerada una mártir y convertida en el símbolo de la unidad francesa, fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920, año en que Francia la proclamó su patrona

En cualquier caso, los historiadores coinciden en que el ejército francés se anotó importantes victorias durante el breve tiempo que Juana estuvo con él.

Desgraciadamente, a lo largo de los siglos se ha tratado de convertir a nuestra protagonista en muchas cosas: fanática demoníaca, mística espiritual, ingenua y mujer manipulada herramienta de los poderosos, creadora e icono del nacionalismo popular moderno, heroína adorada, santa.

Desde la poetisa Christine de Pizan (1364—1430) protagonista de nuestro Podcast Lila 41 hasta la actualidad, las mujeres han considerado a Juana como un ejemplo positivo de mujer valiente y activa.

La misma Christine de Pizan escribió un poema sobre Juana de Arco, contemporánea de ella, un poema en el que celebraba el valor y las cualidades de esta heroína coetánea que personificaba a la mujer que tanto había defendido.

ACTUALIDAD SOBRE JUANA DE ARCO

Localidad de Domrémy, casa natal de Juana de Arco

En el pequeño pueblo de Domrémy, que hoy cuenta con unos 150 habitantes, todavía se alza su casa natal, que rezuma un encanto especial 👉👉👉

La Fiesta Nacional de Juana de Arco y del Patriotismo se celebra en Francia cada segundo domingo de mayo desde 1920.

Su vida se representa en numerosas obras teatrales, cinematográficas y de animación.

Helen Castor, historiadora y autora de la elogiada biografía “Juana de Arco: una historia”.

COCO CHANEL

COCO CHANEL: PODCAST LILA 81

“Gabrielle perdió a su madre con 12 años. Su padre no quiso hacerse cargo de ella y la internó en un orfanato. Esta pequeña buscó el amor de los demás durante toda su vida hasta llegar a convertirse en una persona que creó tendencias internacionales en la moda que duran hasta la actualidad.

Ella es Gabrielle Chanel, más conocida como Coco Chanel, otra mujer adelantada a su época.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 81 👇👇👇

¿Sabías qué Gabrielle Chanel, conocida como Coco Chanel, fue una de las diseñadoras europeas más influyentes en la historia de la moda?

Pues así es…

Gabrielle Chanel fue una diseñadora de alta costura francesa fundadora de la marca Chanel.

Pensar que, hasta su aparición, era impensable que una mujer fuera el referente mundial en el diseño de moda femenina ya que era una actividad, paradójicamente, considerada masculina, tendencia que a día de hoy puede continuar apreciándose en el mundo de la moda…

Gabrielle fue una diseñadora revolucionaria, una de las más reconocidas de la historia que logró vivir su vida como ella quería

Gabrielle Chanel

Una mujer vanguardista, una pionera cuya imagen fue (y sigue siendo) admirada e imitada por millones de mujeres.

Gabrielle destacó por ser una mujer innovadora creando numerosos diseños que rompían los esquemas de la época. Diseños de ropa, de calzado, bolsos, sombreros, de joyas, perfumes e incluso marcó estilo con sus peinados.

Coco Chanel buscaba la comodidad y la sencillez en sus diseños, pero sin olvidar la elegancia

Curiosamente, fue una mujer que no sabía dibujar ni hacer bocetos, de forma que creaba sus diseños sobre las propias modelos. Ella utilizó su imaginación, estilo propio y la inspiración para crear un gran imperio que a día de hoy es una de las compañías de moda con mayor facturación y prestigio del mundo. De ahí que sea la única diseñadora de moda que figura en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX de la revista Time.

Pero, repasemos un poco su historia…

Gabrielle (nombre que en hebreo significa fuerza y poder) nació en 1883 en Saumur, Francia, en el seno de una familia humilde. Sus padres eran Albert Chanel, vendedor ambulante y Eugenie Jeanne Devolle, campesina. Gabrielle fue la segunda de cinco hermanos.  

Cuentan que su madre sentía una gran pasión por su padre, un hombre mujeriego e irresponsable. Sus padres se casaron varios años después del nacimiento de Gabrielle y fue porque su padre aceptó 5000 francos de la familia de su madre a cambio de que se casara con la madre de sus hijos.

El trato de éste con su esposa era de brutalidad, la hacía trabajar al máximo a pesar de que ella padecía de asma y se ahogaba. Por eso en 1895 la hallaron muerta, víctima de la miseria. Su madre tenía 33 años y Gabrielle se quedó sin madre con 12 años.

Tras su muerte, su padre Albert internó a Gabrielle y a sus dos hermana en el orfanato de Aubazine. Sus hermanos fueron entregados a una familia campesina.

Albert Chanel se desentendió de sus hijos y nunca más los volvió a ver. Su abandono hirió enormemente a Gabrielle.  

En una de sus biografías podemos leer:

“-Durante mi infancia solo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Solo el orgullo me salvó -.”

Gabrielle Chanel

En ese orfanato de monjas, Gabrielle aprendió a coser, a bordar a mano y a planchar impecablemente.  A los 18 años la trasladaron a Notre Dame, otro internado religioso donde estuvo hasta los 21 años de edad.

Cuando salió del internado se prometió dos cosas: que nunca dependería de un hombre y que se haría rica. Y así fue.

Después, Gabrielle comenzó a trabajar en el taller de un sastre y aprendió a hacer sombreros.

Pero un día, la invitaron a un café-cabaret y quedó tan impresionada que quiso dedicarse al espectáculo.

Llegó a conseguir un contrato pero como no cantaba demasiado bien su repertorio se limitaba a dos canciones. Con una de ellas tuvo mucho éxito.  Interpretaba ¿Quién ha visto a Coco en el Trocadero? una tonadilla popular que narraba la historia de una muchacha que había perdido a su perrito Coco.  Fue allí donde comenzaron a llamarla la petite Coco, el nombre con el que luego se haría conocida y de eso surgió su sobrenombre Coco, que adoptó para siempre, porque antepuesto a su apellido Chanel le sonaba bien.

En esa misma época, conoció a Etiènne Balsan, un joven adinerado, con quien descubrió otro tipo de vida. Coco conoció el lujo.

Ella no temía ser original e innovadora. Coco rompía con la acartonada elegancia de la Belle Époque.

La línea informal y cómoda de sus diseños liberó el cuerpo femenino de corsés y de adornos y expresó las aspiraciones de libertad e igualdad de la mujer del siglo XX

A inicios del S.XX, Coco descubre París, la ciudad de la luz y sabe que ha de seguir desarrollando el talento de diseñadora que latía en su interior.

Coco Chanel

Por esa época, conoció a Arthur Capel, a quien apodaban Boy, amigo de Etiènne, famoso jugador de polo, Joven, guapo, elegante, culto y emprendedor. Coco y Boy sintieron una atracción mutua.

Una noche, Coco habló de la necesidad de conseguir un préstamo para montar un pequeño atelier en París a lo que su pareja, Etiènne Balsan le contestó:

“-Estás loca. Esos sombreritos que haces para tus amigas no sirven para nada.”

Sin embargo, Arthur Capel dijo:

“-A mí, en cambio, me parece que Gabrielle tiene talento. ¿Por qué no explotarlo? “

Etienne Balsan decidió ayudarla prestándole la planta baja de su piso de soltero en París.

Coco Chanel se mudó y comenzó su negocio de sombreros, una tienda donde vendía sus sombreros elegantes, funcionales y sencillos en contraposición a los sombreros ostentosos de la época.

Coco era feliz con Arthur Capel. Con él comenzó a frecuentar círculos más distinguidos y sus sombreros empezaron a ser solicitados por la nobleza, las damas de sociedad y las artistas.

En 1913, Coco abrió una casa de modas en el exclusivo balneario de Deauville. Allí tuvo el apoyo de dos integrantes de su familia: su hermana Antoinette, y Adrienne Chanel, su tía casi de la misma edad. Ambas fueron llamadas para modelar sus diseños y participaban de una forma peculiar de publicidad: solían transitar la ciudad a diario y dar paseos en barco con el fin de promocionar las creaciones de su pariente.

Su estilo fue todo un triunfo y sus ganancias se triplicaron.

Y es que Coco Chanel, a inicios del S.XX, incorporó prendas que sólo eran utilizadas por los hombres al vestuario femenino

Vistió a la mujer con pantalones, gabardinas, chalecos de tweed, jerseys de lana y boinas marineras. Podemos decir que ella introdujo el look andrógino entre las mujeres.

También introdujo el uso de nuevos tejidos como la lana en chaquetas, faldas, chalecos o trajes, introdujo el Chanel Suit (traje) y subió la falda desde el tobillo hasta encima de la rodilla, dejando a los moralistas petrificados.

En 1916, en plena 1ª guerra mundial, la revista Vogue publicó en sus páginas diseños de la francesa. El estilo simple y elegante de Chanel se imponía desde New York hasta Buenos Aires.

En París se hizo íntima amiga de la rusa Misia Sert, la dama de la cultura y las artes, quien vivía rodeada de bailarines, pintores, escultores, poetas y escritores.

Misia la introdujo en ese mundo y Coco conoció a verdaderos genios del siglo: Igor Stravinsky, compositor a quien hospedó y ayudó económicamente; Pablo Picasso, con quien mantendría una amistad; Salvador Dalí, quien le regaló uno de sus lienzos…

Pero en 1919, su amante Arthur Capel/ Boy tuvo un accidente de coche y murió. Coco decía:

“-¡Al perder a Boy lo perdí todo! Con él podía ser yo misma y él no quería que cambiara. Para mí, fue un padre, un hermano, toda mi familia.”

En esa época, su negocio había prosperado tanto que Coco decidió abandonar el local número 21 de la rue Cambon para ampliarlo y se trasladó al número 31 de la misma calle, dando el salto de modista a couturière (costurera). Para entonces, ya contaba con más de 300 empleados.  

A partir de ese momento, Coco Chanel se convirtió en una diseñadora de referencia y apareció en la revista de moda Harper´ s Bazaar fundada en 1867.

Por aquel entonces, Coco Chanel diseñó el vestido más maravilloso que pudiera soñar una novia para su hermana Antoinette, pero esta fue desgraciada en su matrimonio y se quitó la vida. El suicidio de su hermana obsesionó a Coco, quien desterró para siempre de sus colecciones los vestidos de novia.

“-¡Traen mala suerte! No volveré a provocar al destino –“

Gabrielle empezó a probar con los diseños de joyas y revolucionó el mundo de los complementos con colecciones de joyería de fantasía o bisutería al contrario de las recargadas joyas que usaban las mujeres de la época. Introdujo collares de perlas, aros y pulseras creados a base de metales sustituyendo al oro o cinturones de cadenas. 

Pero no solo probaba con joyas sino que también se aventuró a probar con los perfumes…

En 1921 tuvo lugar uno de los eventos más importantes de su vida: se convirtió en la primera diseñadora en lanzar su propia fragancia, el perfume Coco Chanel n.º 5.  Fue la primera fragancia abstracta que llevaba por nombre un número y la firma de la diseñadora.

La llevó a cabo con la ayuda del químico perfumista Ernest Beaux, Coco escogió una fragancia en la que entraban 80 ingredientes, produciendo un perfume que se distinguía de los de entonces. La aceptación fue apoteósica y el perfume se convirtió en un clásico y fue la actriz Marilyn Monroe quien convirtió la fragancia en un símbolo.

En 1924, creó la entidad Chanel Parfums con los hermanos Wertheimer. Sin embargo, esta unión solo le reportaba un 10% de los beneficios y nunca estuvo de acuerdo y mantuvo un litigio que duró años para reclamar lo que era suyo.

A finales de esa década conoció Coco al duque de Westminster, el hombre más rico de Inglaterra y tal vez de Europa y empezó a tener una relación con él. Eso provocó una sensación de inferioridad en Coco que la llevó a inventarse todo un mundo de mentiras que desdibujaban su origen pobre, su estancia en un orfanato…

Por sus estancias en Inglaterra Coco abrió una casa Chanel en Londres.

Nuestra diseñadora no dejó de innovar. En los años 30 creó prendas más femeninas repletas de romanticismo. Apareció el famoso vestido negro, el cual era ajustado, sin cuello, con mangas largas y sin puños.

También incorporó el estilo basado en vestidos y faldas con amplitud y volantes en la parte inferior.

Y abrió campo con los zapatos: estos eran de dos tonos con traba y el talón casi desnudo, el uso de la combinación del beige, el blanco y el negro.

En 1931, Coco fue contratada por la Metro Goldwyn Mayer y le pagaron un millón de dólares para que viajara dos veces al año a Hollywood para vestir a sus estrellas dentro y fuera de la pantalla. Ella fue recibida por la gran Greta Garbo. «Dos reinas se conocen», publicó el titular de un diario sobre el encuentro. Cocó vistió a Greta, Gloria Swanson, Marlene Dietrich y Katharine Hepburn.

Para 1935, Chanel ya contaba con más de 4000 empleados.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, cerró todas sus boutiques excepto la primera en Rue Cambon.  Alegó que “no era momento para la moda”.

En medio de la 2a guerra mundial y a los 58 años de edad, se enamoró de un militar alemán más joven que ella. Esta relación puso en entredicho su ideología política.

Mucho se ha hablado sobre la posición de Coco Chanel durante la Segunda Guerra Mundial por su relación con un agente alemán y su posible antisemitismo. Se la llegó a acusar de colaboradora nazi. Pero Coco se sentía francesa hasta la médula y dijo más adelante que no simpatizaba con los nazis. En todo caso, podemos decir que es una mancha negra en el historial de nuestra protagonista.

Por todo eso, Coco abandonó París en 1945 y se fue a Suiza. Y 10 años más tarde regresó a Francia. Con setenta y un años decidió reabrir su casa de modas porque, como le dijo a Marlene Dietrich, se aburría. 

La revista Vogue la definió como «la gran revolucionaria» y una «rebelde solitaria de la moda».

Las actrices Elizabeth TaylorGrace Kelly y Rita Hayworth fueron las primeras personalidades en utilizar los nuevos modelos de Coco Chanel en esa vuelta al ruedo de la moda.

Como explica Sílvia Ventosa Muñoz, conservadora de Tèxtil i Moda del Museu del Disseny de Barcelona:  â€œSus aportaciones son atemporales y extrañamente contemporáneas a nuestra manera de vestir.”

Coco Chanel no dejó nunca de trabajar en lo suyo hasta llegar a 1971 cuando falleció con 87 años de edad.

Poco antes de fallecer, dijo:

“-¡No me quejo de nada, porque he vivido intensamente! -.”

coco chanel

ACTUALIDAD SOBRE COCO CHANEL

La casa Chanel continúa dirigida por el alemán Karl Lagerfeld que mantiene la esencia de la diseñadora en cada creación.

Numerosos libros giran en torno a su vida. Os damos algunos nombres:

  • Inmaculada Urrea en el libro ‘Coco Chanel. La revolución de un estilo’ (Ediciones Internacionales Universitarias), la diseñadora consideraba la copia de sus modelos un auténtico homenaje. 
  • el biógrafo Edmond Charles-Roux, en su libro Chanel,
  • Claude Delay, autora del libro Coco Solitaire,
  • la biógrafa Janet Wallace en su libro Chanel, 
  • Jeremy Wallis en su biografía Coco Chanel, 
  • el biógrafo Maurice Breuil-Chabot, en su libro Chanel, 

Se han rodado películas y series de tv sobe su vida.

Incluso tenemos una obra teatral musical sobre su vida.

LAURA CERETA

LAURA CERETA: PODCAST LILA 80

 Una mujer que fue muy criticada por publicar su propia obra literaria.

Una mujer adelantada a su tiempo que añadía a su discurso la palabra libertad para las mujeres.

Al final de su corta vida se le rindieron homenajes pero…¿habías oído hablar de Laura Cereta?

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 80 👇👇👇

¿Sabías qué Laura Cereta fue una escritora humanista del Renacimiento y defensora de la mujer?

Pues así es…

Con nuestro Podcast Lila de hoy volvemos a hacer un viaje en el tiempo para situarnos en el Renacimiento.

Los hombres y las mujeres humanistas proponían una nueva visión del ser humano y del mundo que los rodeaba. Como mujeres del Renacimiento fueron un paso más allá, no respetaron el límite de las restricciones patriarcales e hicieron uso del saber y de la palabra.

Estas mujeres cultas utilizaban sus conocimientos en defensa de la educación de todas las mujeres y en defensa de su propia autoría.

Laura Cereta, mujer nacida en el Renacimiento conocida por sus escritos en forma de cartas a otros intelectuales

Ella afirmó buscar la fama y la inmortalidad a través de su escritura como también afirmó el primer humanista (conocido) como es Petrarca.

Laura Cereta negó el origen natural de la subordinación femenina y reclamó la libertad de aprender como un derecho que la naturaleza otorga a todo el mundo por igual.

Pero, repasemos un poco su historia….

Tenemos pocos datos confirmados sobre la vida y la obra de nuestra protagonista. Sus circunstancias vitales y literarias se han deducido a partir del contenido del prólogo y el epílogo de su Epistolario y de una carta autobiográfica enviada a Nazaria Olimpia, amiga y mentora.

Sí sabemos que Laura Cereta nació en 1469 en Brescia (Norte de Italia). Ella fue la mayor de seis hermanos de una importante familia italiana.

Su padre, Silvestro Cereto, fue un abogado y magistrado del rey. Su madre era Veronica di Leno, también de buena familia.

Como por suerte su padre creía en la educación, con tan solo 7 años, Laura fue enviada a un convento para ser educada. Allí aprendió los principios religiosos y a leer y escribir.

En este convento tuvo gran influencia como maestra y mentora la priora. Le dio cursos de gramática latina. También le enseñó a dibujar con una aguja, lo que practicó ella misma día y noche.

Cuentan que en aquella época era una niña muy enfermiza y padeció insomnio, lo cual se convirtió en el tema de sus primeras cartas.

Con nueve años fue llevada a casa por su padre para que cuidara de sus hermanos menores. Allí podría haber empezado a sufrir insomnio por mantenerse despierta para acabar sus tareas educativas mientras que los otros miembros de su familia dormían.

Un año más tarde volvió al convento para seguir estudiando gramática y matemáticas.

A los doce años, su padre la volvió a reclamar para que volviera a casa para asumir diversas responsabilidades domésticas: entre esas tareas estaba la de supervisar la educación de sus hermanos y servir como secretaria de su padre.

Ilustración de Laura Cereta

En este momento, Laura Cereta mostró gran interés en matemáticas, astrología, agricultura, y su tema favorito, filosofia Moral.

Con tan solo 15 años se casó con Pietro Serina, comerciante, pero ese matrimonio fue corto y durante el mismo, Laura le escribió:

“Me acusas de pereza y me atacas por mi largo silencio como si fuera un acusado en la corte. Actúas como si yo fuera el tipo de persona que escribiría a extraños y solo te descuidaría, como si me olvidara de ti cuando en realidad te concedo un lugar de honor por encima del de otros eruditos ".

Este matrimonio duró tan solo 18 meses porque su marido murió de fiebre. No tuvo hijos y nunca volvió a casarse.

Después de la muerte de su esposo se concentró en actividades académicas. Inició una carrera en la que enseñaba filosofía moral en la Universidad de Padua.

En 1488 publicó un volumen de sus cartas basado en el modelo petrarquista llamado Epistolae Familiares.

Al parecer, sus cartas estaban destinadas a un público general y realmente fueron muy populares en la época.

Estas cartas forman parte de los escritos feministas más tempranos en Europa después de los de Christine de Pizan, protagonista de nuestro Podcast Lila 41

Estas cartas dicen mucho de ella y de su forma de ver la vida. Son cartas en las que desgrana asuntos personales y recuerdos de la infancia; habla sin tapujos de la educación de la mujer, la guerra, el matrimonio. la muerte, el destino, el azar y la malicia.

Laura Cereta narra el fracaso que suponía para ella hacer las tareas de ama de casa, bajo las órdenes de sus padres, y que imposibilitaban sus estudios.

Asimismo, en sus cartas denuncia la situación de subordinación a la que estaba sometida la mujer. Considera que el matrimonio y la maternidad son dos hechos que restringen y condicionan la tan anhelada libertad de la mujer.

Laura, siendo consciente de que todas las mujeres formaban parte de un mismo colectivo y que estaban vinculadas por unas limitaciones comunes, escribió la “Carta en defensa de la educación liberal de las mujeres” (1488).

Aquí va un fragmento dedicado a uno de sus críticos, Bibolo Semproni:

"Habría callado, créeme, si esta salvaje y antigua enemistad tuya me hubiera atacado sólo a mí; porque la luz de Febo no puede ocultarla ni siquiera el barro. Pero no puedo tolerar que ataques todo mi sexo. Por esta razón, mi espíritu sediento busca venganza, mi pluma dormida se prepara para la lucha literaria, mi ira furiosa remueve pasiones mentales encadenadas durante mucho tiempo en el silencio. Con justa causa voy a demostrar la gran reputación que han conseguido las mujeres en cultura y virtud con su innata excelencia (…). Cierta, sin duda, y legítima es nuestra propiedad de esta herencia, que nos ha llegado de una larga eternidad de edades ya pasadas. (…)Tus asquerosas palabras quedan así refutadas con estos argumentos, que te obligan a aceptar que la naturaleza imparte igualmente a todo el mundo la misma libertad de aprender."

Curiosamente, 6 meses después de publicar sus cartas, falleció su padre lo que hizo que ya no se sintiera inspirada para escribir más. Además, recibió gran cantidad de críticas por parte de los hombres y las mujeres de su tiempo y eso tampoco la ayudó a seguir.

Por último, comentaros que Laura Cereta está considerada como una de las principales y primeras escritoras de la Querella de la Mujeres (siglos XV-XVIII).

En este debate, en el que durante 3 siglos poetas de ambos sexos compartían sus visiones acerca de las virtudes morales e intelectuales de la mujer, se denunciaba la situación de inferioridad a la que estaba sometida la mujer. También las restricciones culturales impuestas y las ideas misóginas que las condenaba al silencio: mujeres silenciadas.

Nuestra protagonista murió muy joven y de forma inesperada con tan solo 30 años de edad.

Su ciudad natal, la ciudad de Brescia, le rindió homenaje con un funeral público y festividades, algo poco común para honrar a mujeres.

Otra mujer ilustre que 6 siglos atrás ya reclamaba una situación diferente para la mujer. Algo que, en algunos lugares del mundo no se ha conseguido y en otros se ha conseguido parcialmente.

Podcast Lila

ACTUALIDAD SOBRE LAURA CERETA

El Museo Británico (Londres) y el Museo de Brooklyn (N.Y.) le han rendido homenaje en una de sus exposiciones.

Por lo que se refiere a su obra, Epistolae Familiares, la publicación más antigua y más completa es la de Tomasino (foto inferior).

En 1981, Albert Rabil la actualizó con la edición de las cartas que no aparecen en la edición antigua.

Y en 2008, Silvia Lorenzini ha llevado a cabo una edición de algunas de las cartas.

ELLEN SWALLOW

ELLEN SWALLOW: PODCAST LILA 79

“¿Todavía crees que la ciencia es cosa de hombres?

Nuestra protagonista fue la primera mujer graduada en el MIT (Massachusetts Institute of Technology). También fue la primera en doctorarse en química pero ese título se le negó por el simple hecho de ser mujer. El Instituto prefería que la primera persona en ostentar ese título fuese un hombre.

Ellen Swallow, una pionera en la protección del medio ambiente y la ecología.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 79 👇👇👇

¿Sabías qué Ellen Swallow Richards fue una química y ecóloga estadounidense considerada una pionera en el campo de la ingeniería medioambiental?

Pues así es…

Ellen Swallow fue fundadora de la llamada higiene ambiental, campo científico enfocado a cuidar las condiciones sanitarias del entorno para proteger la salud de las personas. Es la fase previa de la ecología moderna.

Su aportación a ese campo se confirmó por sus estudios sobre la calidad de las aguas en Massachusetts en 1870. Sus métodos se utilizan hoy en día.

Su ámbito profesional se centró en el medio ambiente: análisis del aire, del agua y de la tierra.

Ellen Swallow fue una innovadora de la seguridad alimentaria, de la ecología y de la educación en igualdad para hombres y mujeres. De ahí que Ellen dedicase su vida a que las mujeres pudieran estudiar carreras universitarias del área de ciencias en Estados Unidos.

Pero, repasemos un poco su historia…

Ellen Henrietta Swallow Taylor nació en 1842 en Massachussets, EEUU. Ella fue hija única de Fanny Taylor y de Peter Swallow, personas trabajadoras que valoraban mucho la educación. Ambos eran profesores, agricultores y tenían una pequeña tienda en el pueblo.

Al tener que trabajar en casa y cuidar de su mamá (tenía una salud precaria) no pudo acudir a la escuela y fue educada en casa hasta los 16 años. Sus padres, viendo el talento de su hija, decidieron mudarse para que Ellen pudiese asistir a la Westford Academy donde sí admitían mujeres.

Ellen Swallow Taylor

Con el fin de poder seguir estudiando, Ellen empezó a trabajar como maestra de escuela y limpiando casas (algo similar le sucedió a Marie Curie/podcast lila 11).

Nueve años más tarde, cuando había reunido el dinero suficiente, entró en el Vassar College, cerca de Nueva York, una de las pocas instituciones de educación superior que aceptaban a mujeres.

Allí estudió astronomía y química, entre otras materias y fue alumna de Maria Mitchell, la primera profesora de astronomía en EEUU.

Ellen Swallow se graduó en el Vassar College en 1870 pero ahí no acaba su andadura educacional…fijaos lo que pasó. Una vez obtenido su diploma, Ellen Swallow intentó encontrar trabajo como química, pero… fue rechazada sistemáticamente por ser mujer.

Uno de los posibles empleadores, viendo la capacidad de la candidata, le sugirió que, ya que no tenía futuro en la industria privada, solicitase ser admitida en ese sitio nuevo, el MIT, Massachusetts Institute of Technology, Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Ellen se presentó al MIT y, para su sorpresa, fue admitida, siendo de esta forma la primera mujer en conseguirlo

Y es que nos hemos de situar… 1861 es el año en que se funda el MIT, Ellen tiene 19 años. También es el año de la toma de posesión de Abraham Lincoln, empieza la Guerra Civil americana y en los llamados «estados del sur» la esclavitud está plenamente vigente.

La mentalidad imperante es la puritana y la educación superior está reservada a los hombres.

Frente a todo eso, Ellen Swallow se convirtió en la primera mujer que estudió en el MIT y también la primera mujer que aceptada en una universidad de ciencias en todo Estados Unidos

Después de graduarse continuó en el MIT con la esperanza de doctorarse con su trabajo final pero no le fue permitido porque sus profesores se negaron a darle el título. No querían que la primera persona en recibir el título de Doctor en Química, fuera una mujer. Increíble, ¿verdad?

En la época en la que estudió en el MIT conoció a Robert Richards, jefe del Departamento de Ingeniería de Minas en el MIT. En 1875 decidió casarse con él y adoptar su apellido (Richards). La pareja no tuvo hijos, y se dedicaron ambos a la ciencia, apoyándose mutuamente en sus trabajos.

El trabajo conjunto con su marido en el análisis de la química del mineral la llevó a ser la primera mujer elegida para ser miembro de la American Institute of Mining and Metallurgical Engineers.

Ellen Swallow y su marido

Sus primeros estudios estuvieron vinculados a la contaminación del agua. Durante su investigación tuvo conocimiento de que en Alemania el zoólogo y naturalista Ernst Haeckel había creado el término ecología.

Según Sandra Saura Mas, investigadora de la UAB, después de contactar con él para utilizar este término hizo su propia aportación según la cual la ecología sería la ciencia de las condiciones sociales y ambientales propicias para el bienestar humano. Interesante, ¿eh?

Pero, como son las cosas, el mundo académico optó por otro tipo de definición de ecología, centrada en el estudio de la vida animal y vegetal excluyendo así la idea de que la especie humana pudiera formar parte del ecosistema.

La propuesta de Ellen no fue tenida en cuenta por ser mujer y porque ésta ponía en el centro del debate a las personas desfavorecidas y reclamaba llevar a cabo acciones para mejorar su situación.

Su visión tenía una base ética y de acción y la ciencia de la época era partidaria de no intervenir, solo observar y describir los procesos.

En 1876, junto con la colaboración y financiación de la Asociación para la Educación de las Mujeres de Boston, Ellen Swallow consiguió abrir un laboratorio para mujeres en el MIT dedicado exclusivamente a enseñar y a potenciar el talento de futuras mujeres científicas.  Allí enseñaba química básica e industrial, biología y mineralogía pero no recibía pago alguno por sus servicios.

Uno de sus principios básicos era que las mujeres debían "armarse de amplios conocimientos en química así como en las leyes de la física y la mecánica".

Cuando el MIT empezó a admitir a mujeres oficialmente (en 1883) el laboratorio para mujeres fue disuelto y Ellen Swallow, por fin, pasó a ser oficialmente profesora en el departamento de química sanitaria y esa fue la máxima categoría que obtuvo.

Desde el lugar que ocupaba como profesora, introdujo la enseñanza de biología en el MIT y contribuyó a la fundación del Woods Hole Oceanographic Institution/ Instituto Oceanográfico de Woods Hole, donde investigó sobre la contaminación del agua y diseñó sistemas de seguros para el aprovisionamiento.

Ellen Swallow, única mujer profesora del MIT, 1883

Al hablar de biología pensaba en recomendaros el Podcast Lila 73 sobre Nettie Stevens.

Desde 1887 se le asignó por parte de autoridades sanitarias estadounidenses el trabajo de laboratorio de un estudio total del suministro de agua en Estados Unidos.

Participó en el proyecto más ambicioso de análisis de agua de la época junto al Consejo de Sanidad de Massachusets. Esto desembocó en la creación del primer estándar de calidad del agua, la construcción de la primera planta de tratamiento de aguas y en la publicación de su libro “Industrial water analysis”.

Ellen Swallow Richards

Y fijaos qué adelantada era esta mujer.

A partir de 1890, Ellen orientó su carrera hacia la mejora de la nutrición en las clases trabajadoras: participó en la creación de restaurantes económicos donde se proporcionaban alimentos nutritivos , asesoró a hospitales y escuelas sobre las dietas, y abogó por la introducción de cursos de economía doméstica en los centros públicos.

Ellen Swallow descubrió que la mejor forma de conseguir que las mujeres tuviesen acceso a la educación científica era simular que no estudiaban ciencia.

Ellen Swallow fue una gran impulsora de los cursos de educación de Economía Doméstica

Término que hoy nos puede sonar algo machista pero que a finales del S.XIX permitía enseñar matemáticas, contabilidad, química, física o biología a mujeres que, de otra forma, no tendrían acceso a esos conocimientos.

Ultimos datos….

En 1910, se le concedió el doctorado honoris causa en el Smith College, universidad privada femenina ubicada en Northampton, Massachusetts.

También formó parte del comité de la Naples Table Association (for Promoting Laboratory Research by Women), una asociación que estableció uno de los primeros premios para mujeres consistente en una beca de estudios para científicas.

Tras su muerte, el galardón pasó a llamarse “Premio Ellen Richards” y se otorgó hasta 1924.

Nuestra protagonista murió en 1911 en Boston, a la edad de 68 años.

ACTUALIDAD SOBRE ELLEN SWALLOW

Bueno, en primer lugar, con el agradecimiento a otra mujer pionera y que abrió camino en el ámbito de la enseñanza para todos.

Os recomendamos este libro de Robert Clarke sobre su figura 👇 

Ellen escribió muchos libros de texto específicos de títulos reveladores como: “Saneamiento del hogar”, “La química de la cocina y la limpieza” o “ Aire, agua y alimentos desde el punto de vista sanitario ”.

El año 2011, con motivo del 150 aniversario del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) el diario The Boston Globe confeccionó una lista con las 150 contribuciones técnicas más importantes que habían sido desarrolladas en el MIT o por alumnos del MIT. Sólo hay dos mujeres, una de ellas nuestra protagonista, Ellen Swallow Richards a la que definen de forma injusta y escasa como: “experta en nutrición, primera mujer admitida en el MIT”.

Otra mujer de enorme talento.

CARMEN KARR

CARMEN KARR: PODCAST LILA 78

Joana Romeu, Una liceísta, El cardo, Xènia… Una mujer que, bajo diferentes pseudónimos, escribió y propugnó sus ideas feministas. A inicios del S.XX creó y dirigió Feminal, la primera revista de temática feminista en España. Considerada como una de las cinco personas más sabias de Cataluña en el ámbito de las humanidades.

Descubre a Carmen Karr en nuestro Podcast Lila 78 👇👇👇

¿Sabías qué Carmen Karr i Alfonsetti fue una periodista, escritora y musicóloga española que nació a finales del S.XIX?

Pues así es…

Carmen Karr fue una de las intelectuales catalanas más influyentes de su tiempo y no tardó en convertirse en una mujer comprometida con el feminismo. Su vida y su obra están marcadas por ese compromiso.

Carmen tenía la voluntad de equilibrar el nivel cultural entre ambos sexos a través de la educación y de la presencia pública de la mujer en ambientes culturales.

Carmen Karr Alfonsetti propugnaba un cambio en los roles del género femenino

Su gran capacidad comunicativa y su intensa actividad social y cultural le permitieron abrirse camino en la literatura, el periodismo y el asociacionismo. En todos esos campos defendió los derechos de las mujeres.

Pero, repasemos un poco su historia….

Carme Karr i Alfonsetti nace en 1865 en Barcelona en el seno de una familia de la alta burguesía catalana. Era hija de Eugène Karr, ingeniero francés que ejerció de vicecónsul de Francia, y de Emilia Alfonsetti, de origen italiano. Desgraciadamente, su madre murió cuando Carmen era una muy pequeña por eso fue criada por su nodriza que se convirtió en su madrastra.

El ambiente que se vivía en su casa era cosmopolita, internacional y artístico y esto facilitó que, en el ambiente familiar, se viviera un refinado clima cultural en el que creció y se formó.

Carmen Karr i Alfonsetti

Llegó a dominar cuatro idiomas –español, catalán, francés y alemán. Desde bien joven empezó a escribir y a aficionarse por la música, otra de sus vertientes. De ahí que decidiera apoyar y ser mentora de jóvenes mujeres como Aurora Bertrana, protagonista de nuestro Podcast Lila 56.

En 1890 se casó con el abogado y escritor Josep María de Lasarte y de Janer y fue madre de cuatro hijos. A partir de ahí, decidió combinar sus tareas como madre y esposa y como profesional de la escritura.

A través de sus creaciones literarias Carmen Karr describe el prototipo de mujer que quiere cambiar

La obra de Carmen Karr abarca géneros muy diversos: el periodismo, la narrativa breve, la novela, el teatro, los cuentos para niños, las conferencias y, fuera de la literatura, la composición de piezas musicales.

Curiosamente, Carmen decidió que utilizaría varios pseudónimos para expresarse como profesional, probablemente para poder hacerlo con mayor libertad. Así, podemos leer a: Una liceísta, Xènia (en clara confrontación con el pseudónimo Xenius de Eugeni d’´´Ors), El cardo (este último inspirado en la sororidad de su apellido Karr) y el de Joana Romeu.

Obra literaria de Carmen Karr

Empezó a escribir en 1902 en la revista semanal de literatura, artes y ciencias Joventut (Juventud).

En 1906 publicó su novela Clichés, novela centrada en la problemática de la mujer de la mediana burguesía en la que también desmitifica estereotipos masculinos.

Pero la obra más importante de Carmen Karr en este campo es la creación y dirección de la revista Feminal. Esta revista es un suplemento mensual para las mujeres. Se publicó dentro del semanario Ilustración Catalana y está considerada como paradigma de las revistas feministas de comienzos de siglo.

Publicada entre 1907 y 1917, Feminal tuvo entre sus objetivos los de informar, dar voz, visibilizar, culturizar y contribuir al desarrollo de la mujer en la sociedad a través de la creación. Muy aficionada a la música, en Feminal dio a conocer obras de diversas compositoras como Narcisa Freixas.

Según escribe ella misma en la 1ª editorial:

Revista Feminal
“Se trata de informar a la mujer de todo lo que puede serle útil, de todo lo que puede agradarla e interesarla en el actual momento artístico, industrial y social". Carmen Karr.

A través de esta revista se visibilizaba y difundían las obras realizadas por mujeres de la época en diferentes disciplinas. Actualmente es un documento esencial para conocer aquella época.

En esta ocasión, y para la tarea de redacción, nuestra protagonista también utilizó un pseudónimo, el de Joana Romeu.

En 1910, Carmen Karr se convirtió en la primera mujer en hablar en el Ateneo Barcelonés. Allí ofreció una serie de conferencias sobre Cultura femenina que más adelante publicó en forma de libro.

En estas charlas hablaba sobre los derechos de las mujeres y propugnaba la necesidad de equiparar la educación de las niñas a la de los niños. Todo ello con el fin de conceder a la mujer una mayor capacitación en el ámbito laboral. También habló del derecho a voto femenino, algo que transmitió al presidente Francesc Macià.

Además, reivindicaba el derecho de las mujeres solas a ser autónomas, a tener una función social y un lugar útil en la sociedad. Para las mujeres trabajadoras reclamaba una bolsa de trabajo y escuelas de trabajo realmente profesionales.

Como intelectual comprometida y activa en la educación para las mujeres promovió en 1913 la fundación y dirección de la residencia femenina La Llar (El Hogar). Este fue el primer espacio educativo para la ampliación de estudios de profesoras y estudiantes. Poco más adelante fue impulsora y presidenta del Comité Femenino Pacifista de Cataluña (organización antibelicista) cuya filosofía está en la base de la fundación, en 1921, de la asociación Acción Femenina que propugnaba el derecho al voto de la mujer 👇

Nuestra incansable protagonista fue nombrada directora del Pabellón de la mujer en la Exposición Universal de 1929. Allí trató de mostrar el trabajo de las mujeres españolas y luchar contra los prejuicios de su tiempo.

Carmen Karr no abandonó su faceta como escritora de ficción en catalán y en castellano publicando varios libros de narrativa infantil y juvenil ilustrados y 3 obras de teatro

Tampoco su faceta como periodista, siempre con un estilo muy personal y una intensidad elocuente llegando a ser la primera mujer directora de prensa catalana. Sus artículos se publicaron en periódicos catalanes y valencianos como Diario de Barcelona o Las provincias de Valencia, también en la revista madrileña La voz de la mujer o el parisino Mundial Magazine. En todos ellos defendió siempre sus ideales.

Por último, una mención a su faceta en la música porque Carmen Karr fue una experta muy reconocida en Cataluña por sus trabajos y aportaciones sobre la cultura musical catalana.

Sus críticas e investigaciones en este campo, sus creaciones personales y sus partituras y arreglos sobre piezas literarias de autores catalanes llaman la atención.

Sin cesar en su lucha y en la defensa de sus principios ideológicos, Carmen Karr murió en su barcelonesa casa del barrio de Sarriá a finales de 1943.

En palabras de la escritora Maria Aurèlia Capmany:

“Carme Karr ve claramente que la única manera de que la mujer salga de su marginación es adquiriendo las mismas armas para luchar que el hombre, también ve claro que es absolutamente necesario que la mujer reciba el mismo aprendizaje que el hombre, y que las carreras femeninas son una trampa y una estafa. Una trampa, porque la mantienen sujeta en una situación de inferioridad; y una estafa, porque la mujer realizará el mismo trabajo que el hombre, pero cobrará la mitad.”

El amplio legado literario, periodístico y musical  de Carmen Karr aún no está lo suficientemente estudiado y valorado en España. Por eso esta semana hemos querido dedicarle su Podcast Lila.

ACTUALIDAD SOBRE CARMEN KARR

En Cataluña se han creado los premios Memorial Carme Karr para la Igualdad de Oportunidades Hombre-Mujer en los medios de publicidad y del periodismo.

En honor a nuestra protagonista tenemos varias calles, de varias localidades catalanas, con su nombre. Yo misma recuerdo que la calle Carmen Karr en Barcelona fue una de las primeras calles que vi en honor a una mujer y pensé, siendo niña, ¡en las pocas calles que hay con nombres femeninos!. También se ha puesto su nombre a salas y a centros de formación educativos.

Descubre a más MUJERES ESCRITORAS

⭐️AURORA BERTRANA

⭐️CLOTILDE CERDÀ

⭐️DOLORS ALEU

LADY MARY MONTAGU 🎬Monólogo Lila 10

LADY MARY MONTAGU💜

⭐️LADY MARY MONTAGU💜 protagonista del 🎬 Monólogo Lila 10. Lady Mary Montagu, la primera persona que introdujo el método de inoculación de la viruela en Europa. Método originario de la mayoría de las VACUNAS que conocemos.

Este monólogo está basado en su libro “Cartas desde Estambul” donde Lady Mary Montagu inicia una correspondencia regular con su hermana, amigas y reconocidos personajes de la sociedad inglesa como la princesa de Gales. En esta correspondencia relata costumbres de las ciudades del imperio en las que reside y de sus viajes, es un excelente ejemplo de literatura de viajes.

La viruela, era un mal que mataba a un gran porcentaje de la población en Europa. Mary Montagu observó la práctica de la inoculación del virus como medida de prevención de la viruela y al ver los grandes resultados obtenidos decidió traerla hasta Europa.

LADY MARY MONTAGU protagonista de nuestro Monólogo Lila 10, interpretado por Sílvia Aranda

En las cartas, redactadas entre 1716 y 1718, describe con gran detalle las costumbres, religión, la situación política y sus impresiones personales sobre los lugares que visita. Estos relatos se caracterizan por su tono irónico distanciándose así de los prejuicios sobre oriente. Lady Mary Montagu en una de esas cartas relata el “remedio turco” contra la viruela. Ese remedio que ella luego exportaría a Inglaterra con gran éxito.

En 1718 Mary Montagu inocula con éxito a su hijo y en abril de 1721 a su hija. Así pues Mary Montagu y la princesa Carolina organizan el “Real Experimento”: se inocula el virus a seis condenados a muerte que aceptan a cambio del perdón y la libertad. Y la lograron, ya que se salvaron. Y otro ensayo con niños de un hospicio los cuales lo superan perfectamente también. Es entonces cuando al año siguiente, son las hijas de la Princesa de Gales, Amelia y Carolina, las que son inoculadas.

Esta práctica adquiere así credibilidad, lo que hace que en los años siguientes los diferentes monarcas europeos decidan vacunar a sus hijos. Pero la polémica y las críticas a esta mujer promotora del remedio turco no se hacen esperar.

Mary Montagu desafío a la profesión médica y a la Iglesia que desconfiaban de todo lo que llegaba de Oriente

Tal fue el impacto, que en 1719 aparecen panfletos hostiles al tratamiento de la viruela. Y como ya vaticinara Mary Montagu en su carta, autoridades médicas como Richard Mead, médico miembro de la Royal Society, que ingresaba al año unas 7.000 libras, no parecía muy dispuesto a recortar sus ingresos.

Sin embargo, los ataques más furibundos provienen del reverendo Edmund Massey, calificando esta práctica como una muestra de soberbia humana al pretender evadir el castigo divino. Y el pastor Wagstaffe criticó que “una experiencia hecha por mujeres ignorantes, de un pueblo analfabeto e irreflexivo, se introdujera en el Parlamento de una de las naciones más civilizadas” del mundo.

Esta nación tan civilizada vio morir al 25% de la población, y a pesar de ello la iglesia rechazaba aplicar la “herejía musulmana”

En esta carta escrita a su amiga Sarah Chiswell, describe la práctica de la inoculación del material purulento con agujas o “variolación”, práctica utilizada también en Asia Menor y Turquía. Pero a pesar de todos sus esfuerzos, la Historia reconoce a Edward Jenner como el desarrollador de la vacuna en 1796 a partir del virus de la viruela en vacas.

Casi 100 años antes, Mary Montagu dio a conocer la efectividad de este método en la Europa occidental.

Te invito a visitar nuestro artículo sobre👉MARY MONTAGU

Descubre otros monólogos de más mujeres silenciadas:

⭐️VIRGINIA WOOLF 

⭐️HEDY LAMARR 

⭐️MARY WOLLSTONECRAFT

ALMA MAHLER

ALMA MAHLER: PODCAST LILA 77

Hoy te descubrimos a una mujer malinterpretada por la historia por no encajar en los cánones misóginos de su época: Alma Mahler, una mujer que abandonó su carrera en la música por imposición de su primer marido, Gustav Mahler, de quien adoptó su apellido.

Su belleza la plasmaron los pintores G.Klimt (cuadro El beso) y O.Kokoschka (La novia del viento).

Mujer creativa e inquieta, apasionada y apasionante con una gran capacidad intelectual también fue uno de los pilares en los fundamentos de la escuela Bauhaus.

Descubre su apasionante vida en nuestro Podcast Lila 77 👇👇👇

⭐️¿Sabías qué Alma Mahler fue una compositora y escritora austríaca? Alma fue una mujer creativa e inquieta que, a causa de la misoginia de la época, siempre quedó a la sombra de sus famosos compañeros.

Alma sacrificó su talento y quedó a la sombra de otros nombres ilustres de la música, la pintura y la escritura

Y es que Alma fue más que su musa porque formó parte activa de las creaciones de sus compañeros aunque todo eso no quedó registrado en ninguna parte….

Se casó y divorció varias veces, vio morir a varios de sus hijos y, al final de su intensa vida, escribió sus memorias.

Foto : Alma Mahler-Werfel

A Alma se la describe como a una mujer de fuerte personalidad, con un gran conocimiento y formación musical que participó activamente en la sociedad cultural de la época.

Y aunque se rebeló contra las normas patriarcales de principios del S.XX al final acabó sometiéndose a ellas.

Por ese motivo pasó a la historia fundamentalmente por ser la esposa o compañera de grandes figuras de su época, la musa de su arte, un catalizador de la creatividad de sus compañeros.

Y es que, como dice su más reciente biógrafa, la historiadora Cate Haste:

“Alma creía sobre todo en el talento y brindaba su apoyo desenfrenado a aquellos en quienes creía”.

Pero, repasemos un poco su historia….

Alma María Margaretha Schindler nació en Viena, Austria, hija de la cantante Anna von Bergen y del pintor paisajista Emil Jakob Schindler.

En la casa familiar, Alma respiró siempre un ambiente artístico, gracias a las constantes visitas de los amigos de sus padres y probablemente por esa influencia artística su padre la animó a estudiar música desde bien pequeña.

Alma tuvo una infancia feliz pero quedó truncada por la muerte prematura de su padre cuando era una jovencita de diez años. Al poco tiempo, su madre se volvió a casar con otro artista, Carl Moll, que había sido discípulo de su difunto esposo.

Con tan solo 9 años, Alma interpretaba hermosas melodías al piano y empezó a componer

En uno de los numerosos diarios de Alma escribió:

“Fui una niña nerviosa, bastante brillante, con la típica mente inquieta de la precocidad… ¿Por qué a los niños les enseñan a utilizar su cerebro pero a las niñas no? Es algo que percibo en mí misma. No han educado mi mente y por eso tengo tantas dificultades en todo. A veces lo intento de verdad, me fuerzo a mí misma a pensar, pero mis pensamientos se desvanecen en el aire. Me encantaría poder usar mi mente de verdad, ¿por qué se lo ponen todo tan rematadamente difícil a las niñas?”.

Y es que Alma comentó también que le faltaban referentes femeninos a seguir en su educación.

Su padrastro mantuvo la costumbre de las reuniones de intelectuales y artistas que se llevaban años celebrando en casa de los Schindler, reuniones en las que la presencia de nuestra protagonista -a menudo tocando el piano- atrapaba toda la atención.

En una de esas reuniones, siendo Alma adolescente, conoció al pintor Gustav Klimt que le dio su primer beso cuando la joven tenía 16 años y el pintor, 34 dando origen al famoso cuadro de Klimt “El beso” 👇 

Gustav Klimt, El beso

Durante su adolescencia continuó sus estudios de teoría musical con Alexander von Zemlinsky y antes de los 20, había compuesto 16 lieder, canciones líricas, poemas acompañados de piano y compuestos por ella, que aún se interpretan hoy en día. Sus composiciones mostraban un rango y una habilidad distintivas.

A pesar de su fuerte inclinación creativa, en 1902, con 21 años, renunció a su carrera musical para convertirse en esposa y musa del compositor y director de orquestra Gustav Mahler, 20 años mayor que ella

Fijaos lo que le dijo Gustav Mahler:

«El rol del compositor, el rol del trabajador, me corresponde a mí, el tuyo es el de un compañera cariñosa y comprensiva.”

Años más adelante, Gustav Mahler se arrepentiría. Mientras tanto, Alma Mahler quedó relegada a mera copista de las composiciones de su marido.

En este matrimonio tuvo dos hijas; la primera falleció con tan solo 5 añitos de difteria, una enfermedad infecciosa y la mayor fue una conocida escultora (Anna Mahler).

Pero el matrimonio con Gustav Mahler fue discordante en muchos sentidos. Recordad que Gustav le hizo firmar un acuerdo matrimonial según el cual ella se comprometía a abandonar su faceta de compositora para dedicarse a las tareas propias de una mujer casada de la época aunque Alma también corregía las partituras de su esposo.

Tras 10 años juntos y poco antes de separarse definitivamente, Alma conoció a otro hombre, el arquitecto alemán Walter Gropius, fundador de la escuela Bauhaus con quien comenzó una relación de la que Gustav Mahler fue consciente. Cuentan que éste, arrepentido, llegó a suplicarle que continuara con él y que retomara su camino de compositora pero ya fue tarde….

Tras la muerte del compositor, Alma y el arquitecto siguieron adelante con su relación y estuvieron casados cinco años en los que tuvieron una hija que también falleció prematuramente.

Con W.Gropius formó parte activa en la escuela Bauhaus, ella ofreció sus teorías sobre color y percepción que se aplicaron en esa escuela y, a día de hoy, son cruciales para todo diseñador gráfico

Una vez finalizada la relación con Gropius llegaría la enfermiza relación con el pintor Oskar Kokoschka el cual llegó a obsesionarse con ella, y el día que Alma puso fin a esa relación, el pintor llegó a fabricarse una muñeca idéntica a Alma para acompañarlo a todas partes. Además, el pintor plasmó a nuestra protagonista en la pintura “La novia del viento” 👇

Oskar Kokoshka, La novia del viento

En 1929, Alma contrae matrimonio con el escritor judío Franz Werfel (el autor de La canción de Bernadette, entre otras) y con él vivió la dura situación del nazismo por eso tuvieron que huir a otros puntos de Europa para, finalmente, llegar e instalarse en EEUU donde Alma pasó sus últimos años.

En esos últimos años, Alma se volcó en escribir sus memorias, Mein Leben, tituladas en inglés And the bridge is love (Y el puente es el amor) y también escribió el libro: Recuerdos de Gustav Mahler, una obra fundamental de la bibliografía musical europea con algunas cartas del compositor a Alma.

Alma Mahler, una mujer que se vio limitada por la misoginia de la época y fue considerada, principalmente, como la amante de grandes creadores.

Podcast Lila

ACTUALIDAD SOBRE ALMA MAHLER

Su música aún se interpreta en la actualidad, por diversas y diversos artistas, especialmente sus Lieder, tanto con acompañamiento orquestal así como con acompañamiento al piano.

Biografía de Cate Haste: Alma Mahler, un carácter apasionado. Con cartas personales y todo tipo de documentos. En esta biografía vemos relatado como la música era para Alma su pasión y su consuelo.

Susanne Keegan en su libro Alma Mahler La novia del viento (Paidos),

Descubre a más MUJERES MÚSICAS

⭐️MARIANNE MOZART

⭐️CLARA WIECK SCHUMANN

⭐️FANNY MENDELSSOHN

MARY MONTAGU

MARY MONTAGU: PODCAST LILA 76

⭐️¿Sabías qué Mary Wortley Montagu, mujer sabia de la Ilustración, introdujo la vacuna para la viruela en Inglaterra? A Mary se la conocía como “Lady Viruela” por sus aportaciones aunque el mérito, una vez más, se lo llevó medio siglo después un hombre, Edward Jenner.

Descubre su apasionante historia en nuestro Podcast Lila 76 👇

“Hoy te traemos la historia de una mujer que, en pleno S.XVIII, trajo desde Turquía el remedio para la viruela. Pocos creyeron en ella…

Mary Wortley Montagu, apodada Lady Montagu, fue una viajera y escritora británica que en pleno S.XVIII contribuyó de manera decisiva a difundir el remedio de la viruela.

Retrato de Mary Wortley Montagu

Nuestro Podcast Lila de hoy rastrea en la historia de las vacunas, de las que hoy en día volvemos a hablar tanto, sin olvidar que hablar de vacunas es hablar de diferentes sistemas de vacunación: la práctica de inoculación que importó nuestra protagonista de hoy y otros como las de modificación genética.

Mary Montagu es conocida por haber introducido y defendido la inoculación de la viruela en Gran Bretaña tras su regreso de Turquía.  Ella fue la precursora de la vacunación, que de modo científico pondría en marcha medio siglo más tarde Edward Jenner.

Pese al increíble trabajo de Mary Montagu su aportación fue, como la de tantas otras mujeres, ninguneada por la historia

Además, Mary Montagu es autora de una famosa correspondencia, Cartas desde Estambul, uno de los mejores testimonios documentales de la sociedad otomana en aquella época.

Cartas desde Estambul, Mary Montagu

Con sus escritos, Mary Montagu desafíó las actitudes sociales contemporáneas que obstaculizaban a las mujeres en su crecimiento intelectual y social

Pero, repasemos un poco su historia….

Mary Pierrepont nació en 1689 en Nottingham, Inglaterra, en el seno de una familia aristocrática. Sus padres, Mary Fielding y Evelyn Pierrepont tuvieron 3 hijos. Su madre murió siendo ella muy niña y su abuela se ocupó de ella y de sus hermanos.

Mary aprovechó, desde su más tierna infancia, la posibilidad de aprender idiomas (latín, italiano, francés y más adelante turco) y de estudiar a los clásicos en la biblioteca de su padre.

Con 14 años había llenado álbumes con poemas, una novela y una comedia. Y es que Mary Montagu no se conformó con seguir el camino limitado marcado para una joven de su categoría social.

Con 20 años le escribió esta carta al obispo de Salisbury:

“Por lo general, a mi sexo se le prohíben estudios de esta naturaleza, y se considera locura en nuestra propia esfera; pronto se nos perdona cualquier exceso antes que el que pretendamos leer o tener buen sentido. No se nos permiten libros, excepto los que tienden a debilitar y afeminar la mente [...]” Mary W. Montagu

Con 23 años se fuga de casa y se casa con Edward Wortley Montagu con quien tuvo 2 hijos. Y es que Mary decidió huir de un matrimonio que había pactado su padre para casarse por amor, cosa que provocó que la desheredaran….

Unos años más adelante, su marido fue nombrado embajador de la corte turca y Mary decide mudarse con él a Constantinopla, actual Estambul, convirtiéndose así en la esposa del embajador británico en Estambul.

Gracias a su curiosidad natural y a sus dotes de observadora logró sumergirse en la vida oriental y conocer de cerca las costumbres turcas y todo ello lo dejó plasmado en unas cartas que dirigía a amigos, familiares y conocidos de la corte. Se trata de las Cartas desde Estambul, una referencia del género epistolar y de la literatura de viajes de la época. El propio Voltaire elogió su correspondencia literaria.

Esto es lo que le escribió a su hermana en junio de 1726:

Mary Wortley Montagu, autora de Cartas desde Estambul
“El último placer que cayó en mi camino fueron las cartas de Madame de Sévigné; son hermosas, pero te aseguro, sin la menor vanidad, que las mías estarán tan llenas de entretenimiento hasta dentro de cuarenta años”. Mary W. Montagu

Fue en Constantinopla, actual Estambul, donde Mary Montagu observó una curiosa costumbre que conseguía mantener a raya la viruela, una enfermedad devastadora que ella misma había sufrido con 26 años y que se había llevado por delante la vida de su hermano.

Se trataba de la inoculación o variolización, una práctica originaria de China y la India que se fue extendiendo por toda Asia. Los médicos árabes utilizaban esta práctica desde el S.VI.

Mary lo relataba así en una carta a su amiga de infancia:

“La viruela, tan fatal y frecuente entre nosotros, aquí es totalmente inofensiva gracias al descubrimiento de la inoculación, (así es como la llaman)”, “Existe un grupo de mujeres ancianas especializadas en esta operación. Cada otoño, en el mes de septiembre, que es cuando el calor se apacigua, las personas se consultan unas a otras para saber quién de entre ellos está dispuesto a tener la viruela…”. Mary W. Montagu

¿Y en qué consistía la técnica? Pues os lo puedo explicar llanamente…La técnica consistía, básicamente, en inocular a los voluntarios con pus de enfermos en cuatro o cinco venas abiertas.

Mary había observado la eficacia del método y llegó a probarlo en su propio hijo Edward y, años más tarde, con su hija.

Mary Montagu no era estrictamente una científica pero tenía una mente, una actitud y un método científicos

Desde entonces, se propuso hacer llegar esta costumbre (la variolización) a su tierra para hacer frente a la enfermedad, como así puso de manifiesto en la citada carta:

“No hay ejemplo de que nadie haya muerto en esto, y debes creerme que estoy bien satisfecha en la seguridad de este experimento, dado que intento probarlo en mi pequeño hijo.  Soy lo bastante patriota como para tomarme la molestia de llevar esta útil invención y ponerla de moda en Inglaterra, y no dejaré de escribirle a nuestros médicos específicamente sobre ella, si conozco si alguno de ellos que tiene la suficiente virtud de destruir tan considerable fuente de ingresos por el bien de la humanidad. Porque esta enfermedad es demasiado beneficiosa para ellos, y, para no exponerse a todo su resentimiento, una criatura intrépida debería empeñarse en ponerle fin. Tal vez, si vivo para regresar, podría tener el coraje de hacerles la guerra.”

Y así lo hizo. Cuando regresó a Inglaterra, en 1718, Mary Montagu intentó por todos los medios que los médicos ingleses tomaran en consideración este antídoto de la inoculación, pero su condición de mujer y la desconfianza hacia Oriente, llevaron a ignorar un método que contradecía todo cuanto los médicos habían estudiado antes: enfermar deliberadamente a un paciente sano.

En 1721 estalla un nuevo y violento brote de viruela y muchos miembros de la corte inglesa deciden probar el método que les indica Mary. También lo hacen otros miembros reales de otras dinastías europeas.

Mary Montagu no deja de hacer campaña entre sus relaciones de viva voz o por carta y su única intervención pública fue una nota en un periódico popular, firmada con el seudónimo de A Turkish Merchant, evitando el sello femenino.

Mary Montagu no fue una científica en el término más estricto, pero estudió los efectos de la inoculación a través de dos ensayos clínicos: uno con seis condenados a muerte (en la prisión de Newgate) y otro con varios niños de un orfanato (de Westminster) y esto lo hizo acompañada de Charles Maitland, entonces médico de la embajada quien publicó los experimentos.

A Mary Montagu no le resultó nada fácil: era mujer no era propio en el siglo XVIII admitir los consejos femeninos y mucho menos en materias tan trascendentes. En pocas palabras: no se fiaban de un remedio oriental avalado por una mujer… Además, los médicos ingleses eran contrarios a la vacuna y la Iglesia la calificó de herejía musulmana y de antinatural…bueno, llegaron a acusar a Mary de ser una madre “antinatural” por haber arriesgado la vida de sus dos hijos al intentar salvarlos de la viruela.

Gracias los experimentos que realizaron, su método se empezó a difundir –y a salvar vidas– por toda Europa pero nunca fue oficialmente admitido por la medicina de la época hasta llegar a 1796 con el médico Edward Jenner.

Algunos cronistas sugieren que E. Jenner conocía los escritos de Mary, y que tuvo en cuenta sus estudios, así como los primeros ensayos e inoculaciones realizadas durante su época, para sus propias investigaciones.

Sea como fuere, Edward Jenner se convirtió en el descubridor “oficial” de la vacuna y la gran aportación de nuestra protagonista quedó desdibujada en el olvido.

Mary nunca abandonó sus actividades literarias: escribió poesía, ensayos, alguna novela e incluso una comedia sobre los matrimonios forzosos.

En todos los escritos de Mary Montagu defendía las virtudes de las mujeres y se quejaba de las dificultades que tenían para acceder a la cultura

Y tampoco abandonó nunca sus viajes…En 1740 viaja a Venecia para estar con un joven poeta del que se enamoró (Francesco Algarotti).

Venecia no fue su única residencia, viajó por otras ciudades italianas y residió largo tiempo en ellas hasta llegar a 1762 cuando decide volver a Londres.

Mary tiene 73 años y, poco después, fallece. Cuentan que antes de morir sus últimas palabras fueron: “ha sido todo muy interesante.”

Mary Montagu fue una carismática dama, una mujer excepcional que vivió como quiso sin temer juicios, represalias ni escándalos.

“Mary Montagu, apodada Lady Viruela, una figura clave del mundo intelectual del siglo de las luces pero que no consta en nuestros libros de historia. Por eso la hemos reivindicado en nuestros Podcast Lila.”

Podcast Lila

👉Disfruta el MONÓLOGO LILA 10 🎬LADY MARY MONTAGU

LADY MARY MONTAGU es la protagonista del 🎬 Monólogo Lila 10. Lady Mary Montagu, la primera persona que introdujo el método de inoculación de la viruela en Europa. Método originario de la mayoría de las VACUNAS que conocemos.

ACTUALIDAD SOBRE MARY MONTAGU

En 1901, sus cartas fueron editadas y publicadas como The Best Letters of Mary Wortley Montagu por Octave Thanet, pseudónimo de una mujer escritora: Alice French.

El Centro Cultural La Almona acoge hasta el próximo día 9 de mayo en Sevilla, España, la exposición Vacunas con firma de mujer. Una muestra organizada y cedida por el Ayuntamiento de Sevilla con motivo del Día de la Mujer y la Niña y la Ciencia.

En 2003, Jennifer Lee Carrell publicó The Speckled Monster: A Historical Tale of Battling Smallpox, que cuenta la lucha de Lady Mary Montagu para introducir la inoculación de la vacuna contra la viruela en Londres, a partir de sus diarios y correspondencia personal.

Descubre a más Mujeres relacionadas con 🎬MARY MONTAGU

⭐️JUNE ALMEIDA

⭐️AURORA BERTRANA

⭐️MARY SOMERVILLE

PETRONA EYLE

PETRONA EYLE: PODCAST LILA 75

⭐️A inicios del S.XX, en Argentina, existía un enorme mercado de trata de blancas, muchas de ellas menores. Sufrían vejaciones de todo tipo: violaciones, embarazos no deseados y prostitución. Petrona Eyle luchó para erradicar este mercado.

La historia de Petrona Eyle es la historia de otra mujer valiente y decidida que se abrió camino en un mundo de hombres.

Descúbrela en nuestro Podcast Lila 75 👇

¿Sabías qué Petrona Eyle fue la 2ª mujer que ejerció como doctora en Argentina a inicios del S.XX?

Pues así es…

Petrona Eyle

Nuestra protagonista fue una pionera en el campo de la medicina y además fue una activista social que luchó por los derechos de las mujeres y de los menores.

De las mujeres reivindicaba su reconocimiento social y un lugar más digno para todas ellas. Su propia lucha era la lucha de muchas mujeres. Y de los menores reivindicaba su protección y defensa frente a los abusos y la marginalidad.

Además Petrona Eyle luchó y militó por el voto femenino. En realidad se la considera la artífice del sufragio femenino en Argentina.

Pero, repasemos un poco su historia….

Petrona nació en 1866 en Baradero, provincia de Buenos Aires, Argentina. Sus padres eran emigrantes suizos, de los primeros colonos suizos que se radicaron en la zona central de la provincia de Buenos Aires.

De su padre sabemos que fue cirujano militar y llegó a ejercer como concejal en la localidad y de su madre no han trascendido datos…

Con 20 años Petrona decide que quiere seguir estudiando y viaja a Suiza, país de origen de sus padres, para poder estudiar medicina en la Universidad de Zúrich, la primera universidad europea que admitía mujeres en sus carreras.

Petrona cumplió su cometido y en 1891 finalizó sus estudios de Medicina. Presentó su tesis doctoral Anomalías de las orejas de los delincuentes en alemán y en inglés.

Al poco tiempo de graduarse, Petrona decide volver a su país natal, Argentina, y allí revalida su título europeo de doctora en la Universidad de Buenos Aires, un hito histórico.

Ya instalada en su país empieza a trabajar en diversos hospitales públicos y se inicia como militante feminista. Petrona brilla por su capacidad de persuasión y su don para la oratoria.

Petrona Eyle denunció la situación de desigualdad en la que vivían las mujeres en Argentina ya que los hombres dominaban todas las esferas profesionales

Y es que Petrona vivió esa situación de desigualdad en sus propias carnes ya que cuestionaron su trabajo como médica en los hospitales. Recuerda que fue la 2a mujer en ejercer esa profesión, por tanto, aquello era una novedad.

Pero nada la amedrantó, todo lo contrario.

Petrona Eyle compaginó su trabajo de doctora con su activismo social y lideró numerosas organizaciones feministas

Formó parte de la Asociación de Universitarias Argentinas en la que ingresó avalada por Cecilia Grierson, la 1ª mujer médica en el país sudamericano.

En 1918, Petrona Eyle fundó y dirigió la revista Nuestra Causa, en la que defendió con vehemencia el derecho de la mujer al voto y la viabilidad de ocupar cargos públicos. Esa revista se convirtió en un estandarte de la defensa de la mujer.

Gracias a estos medios de expresión, la causa del feminismo se extendió por el resto de países sudamericanos.

Ya en 1924, Petrona Eyle funda la Liga contra la trata de blancas para luchar contra las diferentes formas de abuso sexual, violación, prostitución y explotación de mujeres y niños. Y es que, según el Comité Internacional contra la Trata de Blancas, en esa época, en Argentina, existía un gran mercado de mujeres. Terrible, ¿verdad?

Como presidenta de esa Liga Petrona luchó por el derecho de las mujeres, muchas de ellas menores, que sufrían abusos, marginalidad, explotación laboral, embarazos tempranos, abusos sexuales y prostitución.

Sus campañas se extendieron por todo el continente hasta ser considerada una activista social clave en la primera mitad del siglo XX.

Petrona Eyle murió en Buenos Aires a los 79 años de edad y su activismo abrió camino para los derechos de las mujeres en Latinoamérica.

Su gran activismo y su trabajo de empoderamiento de la mujer tuvieron su recompensa dos años después de su fallecimiento, ya que en 1947 las mujeres argentinas obtuvieron su derecho al voto.

Doodle de Google sobre Petrona Eyle

A pesar de ser una pionera en el campo de la ciencia y una gran activista social, la figura de Petrona Eyle fue cayendo injustamente en el olvido. Por eso la hemos rescatado en nuestros Podcast Lila.

ACTUALIDAD SOBRE PETRONA EYLE

En la actualidad, una de las calles de Buenos Aires, en el barrio de Puerto Madero, lleva su nombre. También un sector de la prestigiosa biblioteca fundada por Justo José de Urquiza.

El 18 de enero de 2021, Google la homenajeó dedicándole el doodle de su página principal. En la ilustración vemos las dos vocaciones de Petrona Eyle: la de médica (se la ve con un estetoscopio) y la de activista (dando una conferencia a un grupo de mujeres).

Descubre a más MUJERES CIENTÍFICAS

⭐️TROTA DE SALERNO

⭐️DOLORS ALEU

⭐️FRANCES GLESSNER LEE

Visit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube